.
Jerarquía angelical: serafines

Jerarquía angelical: serafines

Los serafines son, siguiendo la tradición cristiana, los ángeles que están más próximos a Dios. Se mencionan en la Biblia describiéndoles como seres que tenían seis alas (dos para cubrir sus pies, dos para cubrir sus rostros y dos que usaban para volar). Se caracterizaban por su adoración a Dios y se les conoce por sus cánticos a él.

Lee también: Conoce el Ángel de tu signo zodiacal  
 

Función de los serafines


Los serafines son seres de luz, puramente espirituales, que aletean sobre el trono de Dios y cuya función principal es alabarlo.

Aunque su función no parezca muy importante a simple vista en realidad, con sus alabanzas, reafirman el amor de Dios y de alguna forma se establece un círculo en el que se crea una y otra vez el mismo amor. También purifican e iluminan todo lo que está cerca por eso son los custodios de los lugares sagrados.
 

Representación de los serafines


Aunque en un inicio los serafines eran representados como serpientes, la connotación negativa que en el cristianismo se tiene del reptil hizo que las visiones bíblicas describiesen a la divinidad rodeada de ángeles guardaespaldas extremadamente bellos, jóvenes, de rostro imberbe y casi femenino que cubrían su cara para que solo la contemplase Dios.
 
En el judaísmo, sin embargo, se presentan como serpientes doradas con seis alas que tienen el poder de sanar a quienes, siendo puros, se acerquen a ellos.
 
En la creencia cristina los serafines se caracterizan por la pureza de sus sentimientos y amor a Dios. Ángeles joviales que cantan sin cesar armonizando cielo y tierra con su música en la que siempre repiten “Santo, santo, santo, es el señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de su gloria”.

 
 

Serafines: patriarcas angélicos


Aunque los ángeles no tienen ni edad ni sexo, se dice que los serafines son los ángeles con más edad y los que asumen más responsabilidades de toda la genealogía angelical.

Precisamente por ello se les invoca para pedir un consejo. Se considera que los serafines representan el pensamiento de Dios y que, al mismo tiempo, extienden su esencia por todo el universo.
 

Dones atribuidos a los serafines

En el cristianismo los serafines son ángeles muy queridos a los que se le atribuyen dones como la pureza, la visión, la intuición, la humildad, la nobleza y la sabiduría.

Al mismo tiempo también se les asocia con virtudes como la diplomacia, el amor incondicional, la modestia y la paciencia.
 

Algunos nombres de serafines conocidos

  • Miguel
  • Seraphiel
  • Jehuel
  • Uriel
  • Kemuel
  • Metatron

 

Te puede interesar

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes