.
Jarra de la felicidad: Descubre el potencial positivo de cada día

Jarra de la felicidad: Descubre el potencial positivo de cada día

La jarra de la felicidad es una sencilla herramienta, diseñada por especialistas en el área de la autoayuda y la pedagogía, con el propósito de potenciar la cualidad de la gratitud y la conciencia de merecimiento en los individuos.

La sencillez que implica la preparación de la jarra de la felicidad (también llamada frasco de la felicidad), la convierten en un instrumento útil y al alcance de todos: la herramienta puede ser usada por niños, jóvenes, adultos, y ancianos, sin limitación de edad.

Tampoco requiere materiales costosos, únicamente necesitas una jarra o envase de material transparente (preferiblemente de vidrio, pero para los niños se recomienda el plástico), papel, lápiz y entusiasmo por el proyecto.

La idea es tomar una sección de papel y anotar un evento que te ha hecho feliz o por el que estás agradecido, y depositarlo dentro de la jarra de la felicidad. La actividad debe realizarse diariamente.

No hay restricción sobre lo que puedes escribir, puede ser algo tan simple como haber disfrutado un postre (dulce) que anhelabas hace tiempo, la oportunidad de conversar con amigos y seres queridos, o encontrar dinero en un bolsillo.

También aplica para situaciones más complejas: superar una enfermedad, conseguir la aprobación de un proyecto de trabajo o estudio que te costó mucho esfuerzo, recuperar la fe en el amor y otras.

Lo importante es que cada uno de los mensajes que deposites en la jarra de la felicidad (debe ser un evento por trozo de papel), este cargado de emoción y pensamiento positivo.

Beneficios de la jarra de la felicidad


Al llenar una jarra de la felicidad, ejercitas la atención en el momento presente (mindfulness), porque hasta las pequeñas cosas (aquellas que parecen insignificantes o se dan por hecho), pueden ser una fuente de alegría.

De la misma forma, se desarrolla el optimismo, al prestar mayor atención a los eventos positivos diarios. Por otra parte, la carga negativa de las situaciones de contraste, cede, y se aprecia como parte del aprendizaje personal.

La jarra de la felicidad no solo se utiliza como registro de los momentos felices, también es una potente herramienta de sanación y energía, en los momentos de desánimo o abatimiento.

Si sientes que tuviste un mal día, revisa las anotaciones de tu jarra de la felicidad. Además de conectar con aquellas situaciones que provocaron alegría en ti, fomentarás el agradecimiento por los dones recibidos y con ello aprenderás a vivir con conciencia de merecimiento.

¿Cómo construir la jarra de la felicidad?


Como fue mencionado, preparar la jarra de la felicidad es muy sencillo. Toma el envase seleccionado (pequeño, mediano o grande), y colócalo en un lugar visible y transitado (cerca de la entrada, el escritorio, la sala o la cocina).

Puede ser un recipiente de plástico o vidrio, lo fundamental es que sea transparente. Al lado de la jarra, ubica papel y lápiz (también funciona lapicero), para preparar tus notas de eventos felices.

Anota el suceso que te generó alegría (apuntar la fecha es opcional), deposítalo en el recipiente, y cierra la jarra con su tapa. Así de simple, ya comenzaste a crear tu jarra de la felicidad.

Recuerda, debe ser un evento en cada trozo de papel. No hay límite sobre cuantas notas puedes introducir en la jarra de la felicidad  por día, (salvo por la capacidad del recipiente).

Pero es indispensable que por lo menos deposites un evento diario en la jarra, de esta forma te entrenarás para buscar los momentos felices en tu día a día, y notarás que siempre hay algo por lo que estar agradecido.

Para aquellos que disponen de poco espacio, les preocupa el uso del papel o simplemente no les gusta escribir a mano, existen aplicaciones (gratuitas y pagas) para teléfonos celulares, que cumplen la función de la jarra de la felicidad.

Entre sus ventajas, además de evitar el uso del papel, destaca el hecho de que siempre lo tendrás a la mano, y no deberás esperar llegar a casa para depositar tus anotaciones, en el envase.

Adicionalmente, estas aplicaciones permiten llevar estadísticas, programar la aparición de recuerdos e incluso incorporar fotografías al registro de eventos positivos, y compartirlas con terceros. Una alternativa práctica y simple.

¿Qué hacer cuando se llena la jarra de la felicidad?


jarra de la felicidad

Algunas personas llenan la jarra de la felicidad durante un año, y solo la revisan al terminar ese período. Otras lo hacen al final del día, o solo cuando sienten tristeza o desanimo.

La jarra de la felicidad es una herramienta muy personal, por eso tú decides cuando  harás uso de toda la energía positiva, que estás guardando ¿Pero, qué hacer cuando la jarra se llena?

Esta desventaja de la jarra de la felicidad tradicional, en comparación con las que se presentan en aplicaciones móviles, también es una oportunidad para conectar con el agradecimiento y la naturaleza ritual.

Así como se trata de una herramienta personal, también lo es la forma como decidas recomenzarla. Algunos simplemente desechan los papeles, otros guardan la jarra llena y comienzan una nueva.

Un pequeño ritual, para liberar el espacio y agradecer lo recibido, es leer todas las anotaciones, y después incinerarlas en un recipiente apropiado,  cuya manipulación no revista peligro de resultar quemado.

Acompaña el ritual con el encendido de una vela blanca e incienso de sándalo (o mirra), y agradece cada uno de los buenos momentos y la felicidad que trajo a tu vida, así le darás la señal al Universo (o la Divinidad) de que estás dispuesta a recibir más situaciones positivas (abres espacio), porque eres merecedora y confías en la Providencia Ilimitada.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices