.
Jack Parsons: la ciencia de lo oculto

Jack Parsons: la ciencia de lo oculto

Probablemente Jack Parsons no supongan más que unas letras en torno a un nombre y a un apellido. Pero tras su persona se encuentra uno de los ingenieros espaciales, científicos y ocultistas más importantes del siglo XX.

Entre sus logros se encuentra ser el cofundador del Jet Propulsion Laboratory de la NASA y ser discípulo de Aleister Crowley, un influyente ocultista y alquimista.

Lee también: Los secretos de la alquimia

Los primeros pasos de Jack Parsons


A pesar de Jack Parsons no era un alumno brillante en todas las disciplinas, desde pequeño demostraba tener un talento innato para la química que sorprendía a sus profesores.

Jack Parsons nació en el seno de una acomodada familia norteamericana en 1914 y moriría en 1952 en una explosión en su casa, que muchos consideran que pudo no ser accidental. Gracias a algunos contactos consiguió desarrollar su carrera como científico y convertirse en uno de los nombres claves de la era espacial.

Ciencia y ocultismo


Al hablar de magia u ocultismo parece que rara vez podrían asociarse a la ciencia pero Jack Parsons no pensaba así.

Se considera que gran parte de sus trabajos en ciencia espacial fueron los que consiguieron que el hombre pisara la luna y por ello uno de los cráteres lunares fue bautizado como Parsons. Al mismo tiempo que desarrollaba su carrera como científico, mostraba interés por las ciencias ocultas.

Con apenas 28 años fue elegido líder de la Orden Templi Orientes u Orden de los templarios, una sociedad secreta fundada por Aleister Crowley asociada a la masonería.

Muchos consideran que Jack Parsons fue su sucesor. El sistema de creencias de la OTO estaba basado en la religión Thelema, fundada también por Aleister Crowley.

Religión Thelema

Thelema es una religión, una filosofía de vida basada en la voluntad individual.

Crowley consideraba que cada individuo tenía una voluntad verdadera, que debía distinguirse de los caprichos y deseos del ego. En su ensayo, El libro con la Ley defiende que la única forma de conocer la voluntad verdadera es liberarse de la mente subconsciente.

La voluntad como motor


Uno de los mantras que Jack Parsons defendía era que la voluntad individual era capaz de hacer grandes transformaciones y así lo defiende en su obra Freedom is a Two Edged Sword (la libertad es una espada de doble filo).

En este ensayo, escrito en 1946, defendía la tesis de que la libertad era posible para muy pocos, pero que eran ellos los que debían tener el coraje para luchar y mantenerla para que el resto pudiese al menos conocer su cara.

En el prólogo del libro, Jack Parsons apela a que sólo conociendo la verdadera definición, entendiéndola, podremos luchar por alcanzarla y defenderla.


Te puede interesar: