.
Iolita, la piedra del Tercer Ojo

Iolita, la piedra del Tercer Ojo

A pesar de ser poco conocida por los no practicantes de Cristaloterapia y otras disciplinas de sanación holística, la Iolita es una poderosa piedra utilizada como uno de los más eficaces activadores del Tercer Ojo.

El Tercer Ojo, también conocido como Anja, es el sexto de los siete chakras principales del cuerpo energético humano,  y se localiza en el entrecejo (por encima de la base de la nariz).

Este centro de energía está conectado con nuestra capacidad de Iluminación, el acceso a estados alterados de consciencia, el autoconocimiento, la expansión de la espiritualidad y la comprensión de la realidad y la ilusión (Maya).

En este sentido, el uso de la Iolita armoniza la energía del Tercer Ojo, ayudando al individuo a vincularse con su esencia real y expresar su potencial positivamente, expandiendo su percepción del Universo y viviendo la espiritualidad.

No olvidemos, que el tercer ojo es el “recipiente” de las habilidades extrasensoriales como la clarividencia y la visión del aura (entre otras); por lo que equilibrar este centro energético potencia estas facultades en el sujeto.

Lee también: Emplear la Cristaloterapia para armonizar los Chakras

La poderosa Iolita


La Iolita es un mineral perteneciente al grupo de los silicatos, que a lo largo de su historia ha recibido varios nombres como piedra o brújula de los vikingos, dichroita y cordiertita, entre otros.

Los principales yacimientos de Iolita se encuentran en Estados Unidos, India, Australia, Sri Lanka,  Mozambique, Canadá, Brasil, China, Madagascar, Namibia, Birmania y Tanzania.

Esta piedra era conocida por los antiguos guerreros vikingos quienes empleaban láminas finas de Iolita, para observar el Sol y orientarse en los días nublados. De allí el nombre de brújulas de los vikingos.

En la historia moderna, la Iolita fue catalogada en el año 1812 por el mineralogista y geólogo de origen francés Pierre Louis Cordier (1777- 1861), por lo que se le atribuyó la denominación de Cordierita.

El color de Iolita más popular es el lila azulado (o azul violáceo) con trazos gris y miel; pero también pueden encontrarse especímenes en la gama de los tonos del azul, verde, marrón dorado, gris, negro y traslucido.

Medium Angela - Videncia de Suerte y de Fortuna

¡Tome las riendas de su futuro y descubra por fin la Riqueza!
¡Pida su videncia gratuita!


Usos de la Iolita


En el mundo esotérico, se considera que la Iolita activa el Tercer Ojo; contribuye a la alineación de los cuerpos sutiles; favorece el entendimiento; y alivia el estrés y la ansiedad.

Asimismo, anula las energías residuales provocadas por discusiones o enfrentamientos (armoniza); atrae la buena suerte y el dinero; aumenta la energía del aura y facilita la comunicación interior.

Se dice que la Iolita, utilizada como colgante (dije), además de atraer la buena suerte, estimula el poder personal y la responsabilidad del portador, combatiendo la pereza y la procastinación.

La Iolita facilita la visualización, la meditación, los viajes astrales y la obtención de visiones, recuerdos y sueños lucidos. En la sanación holística, la piedra es colocada a la altura del Tercer Ojo (entrecejo).

La intención es limpiar, activar y equilibrar este centro energético, pero sólo es posible realizar el procedimiento, una vez que los 5 chakras inferiores se encuentren alineados y en balance.

Astrológicamente, la Iolita es una piedra afín con el planeta Saturno y los signos Aries, Acuario, Sagitario, Capricornio, Libra  y Piscis.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.