.
Interpretación de los caracoles en el juego de búzios

Interpretación de los caracoles en el juego de búzios

La interpretación de los caracoles o también llamado el juego de búzios (èrindinlógun) es una de las artes adivinatorias de las religiones afrobrasileñas.

Consiste en el lanzamiento de un conjunto de conchas de caracoles (búzios) sobre una mesa previamente preparada, y en el análisis de la forma que los caracoles adoptan al caer sobre ella.

El adivino, antes reza y saluda a todos los Orixás y mientras hace los lanzamientos, conversa con las divinidades y les hace preguntas. Se considera que las divinidades afectan el modo en que los caracoles se esparcen por la mesa, dando así las respuestas a las dudas que se les plantean.

Lee también: Juego de buzios: todo lo que debes saber

Método del juego de búzios y interpretación de los caracoles


Método del juego de búzios y interpretación de los caracoles

Sobre un paño blanco, virgen, colocamos alrededor, las guías de todos los Orixá, que son los collares coloreados para que puedan ser jugados los caracoles dentro de esta esfera.

La intención es que, al mismo tiempo, las guías y los caracoles obtengan la fuerza, la protección y el permiso de estos orixás para el Odu, que representa el resultado de cada jugada.

Cada resultado establece una combinación de los caracoles, que pueden ser de 16 caracoles (en la nación KetÔ), o de 21 (en las naciones Angola y Gegê). Pero también existe el método más simple que es con 4 caracoles, veamos aquí la interpretación de los caracoles con 4 elementos:

  • ALAFIA (caída de 4 caracoles abiertos): Significa sí, lo positivo, la confirmación, todo bien. No hay margen de error o contrariedad para la pregunta en cuestión.
  • ETAWA u ORUSUN (caída de 3 caracoles abiertos y 1 cerrado): Significa tal vez, dudas, dificultades para la realización y concreción. El momento de cautela, de consejos y prudencia.
  • EJI ALAKETO o MEGE (caída de 2 caracoles abiertos y 2 caracoles cerrados): Significa sí, todo favorable, caminos claros, tendencias fuertes al éxito y el progreso espiritual. En general, confirma la pregunta anterior.
  • OKARAN o TAUAR (caída de 1 caracol abierto y 3 cerrados): Significa lo negativo, tendencias fuertes a enemistades, problemas personales que interfieren obstaculizando la vida material, retroceso espiritual. En el lado positivo, recepción de noticias.
  • OYAKU o AKU (caída de 4 caracoles cerrados): Significa no, con fuerza de catástrofe, ruinas, separación, desastres, pérdidas en todos los sentidos. Generalmente, denota la presencia de transformaciones radicales, como la muerte.

Consideraciones para lanzar los caracoles


Consideraciones para lanzar los caracoles

Primero, para una buena interpretación de los caracoles, éstos deben ser lavados con mezclas de hierbas, colonia, sal, lavanda, maíz cocido, manzana, entre otros.

Luego se dejan los caracoles en el sereno en una noche de luna llena, y por la mañana, se lavan los con las hierbas, agua corriente y miel, antes de que el sol nazca. Hay que dejar que los caracoles descansen por unas horas y estarán listos para la lectura.

A continuación, se colocan las guías referentes, cada una con 96 cuentas, alrededor del paño blanco, que lo ideal es que esté encima de un tamiz de paja. El paño blanco debe ser virgen y sobre éste se coloca una vela encendida, a un lado un incienso y del otro lado un vaso con agua filtrada.

El vidente que haz la interpretación de los caracoles debe estar descalzo, no puede fumar durante el juego ni beber bebidas alcohólicas el día del juego. A continuación, se debe pedir el permiso del juego al orixá que rige ese día de la semana.

El vidente debe hacer una oración para pedir la autorización del juego, saludando a todos los orixá, comenzando con Exu y finalizando con Oxalá.

Quien lee los caracoles debe saludar a Orunmila, el Dios supremo, llevando los caracoles con las manos cerradas, saludando primero a su lado izquierdo, que representa a los espíritus femeninos.

Después al lado derecho, los espíritus masculinos, atrás y en lo alto de su cabeza, saludando a los espíritus desencarnados, y al final a su frente, que representa un saludo a la vida, al nacimiento, a la transformación y a la renovación.

Finalmente, el consultante, para quien se están leyendo y haciendo la interpretación de los caracoles debe decir su nombre completo y fecha de nacimiento. Si el vidente está jugando para sí mismo, debe iniciar el juego mentalizando directamente sus preguntas.


Te puede interesar: 

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices