.
El infierno astral de Leo

El infierno astral de Leo

El infierno astral de Leo ocurre entre los días 21 de junio y 21 de julio.

Los leoninos representan el valor, la dignidad, la fuerza, el afecto, la fidelidad, pero al mismo tiempo puede ser autoritarios y con un temperamento explosivo.

Este temperamento se resalta en el infierno astral, veamos las características en este período y la compatibilidad con el signo que representa su infierno astral, Cáncer.

¿No eres Leo? Descubre tu momento de infierno astral

Características en el Infierno Astral de Leo


Egocentrismo

En el infierno astral de Leo, éste suele tener demasiado ego y además su orgullo está bastante desarrollado, estas características lo vuelven un ser que tiende a disgustarse con facilidad, esto es algo que debería controlar, ya que genera disgusto y rechazo en quienes le rodean.

Rencoroso

Otro de los inconvenientes de su ser es que las enemistades que va generando a lo largo de su vida las mantiene en esa categoría por demasiado tiempo, le cuesta mucho perdonar y aceptar los errores en los demás.

Vanidoso

La vanidad es otro de los condimentos de la personalidad leonina y por encima de esto suele presumir de sí mismo. Estas características aumentan en el infierno astral de Leo.

Siempre querrá ser el centro de las atenciones. Cuando él pasa, nadie debe quedar indiferente y además tienen que decirle algo positivo para aumentar aún más su vanidad.

Desconfianza

La desconfianza abunda en los pensamientos y en la toma de decisiones de estas personas, sobre todo en el periodo del infierno astral de Leo.

Aunque a veces hay ocasiones en las que no tendría por qué ser desconfiado le dedica una porción de sus pensamientos a buscar las posibles trampas o engaños en los que lo quieren hacer caer.

El juego

Le atrae mucho todo lo relacionado con los juegos de azar, en este periodo puede caer en la tentación de realizar apuestas irracionales, por lo que todo este tipo de actividad, en el infierno astral de Leo, debería ser evitada.

La influencia de Cáncer, su infierno astral


Cáncer es un signo del elemento agua; Leo, del fuego. Cáncer se rige por la Luna; Leo, por el sol.

A Leo le encantan las fiestas, Cáncer es más casero. El primero es más seguro, y el segundo más sensible. No será una relación fácil entre ellos. Pero pueden encontrar afinidades, los dos son fieles, leales, protectores y se atraen mutuamente.

Amor

Aunque la atracción entre los dos es fuerte y Cáncer se derrite por la forma protectora de Leo, y Leo se encante por la delicadeza y la acogida del cangrejo, las diferencias también son muchas – habrá que trabajar sobre ellas para hacer que la relación funcione.

La forma excesivamente egocéntrica, exhibida y vanidosa del León, con el tiempo, puede acabar dañando a Cáncer, que también necesita atención y cariño y puede cansarse y resentirse por tener que estar siempre dando.

Esto puede activar el lado celoso y manipulador de Cáncer.

Se necesita dedicación y sensibilidad para que la relación vaya adelante. En el sexo Leo hará que el cangrejo se sienta amado como nunca antes y el cangrejo proporciona al león seguridad emocional en el amor.

El problema surge cuando el Cangrejo se vuelve malhumorado.

Amistad

El leonino es comunicativo, animado y extrovertido. Cáncer es más tímido y reservado. Pero el cangrejo se siente en casa con Leo, que a su vez admira la dulzura de Cáncer.

Hay una fuerte complicidad entre los dos. Por eso, esta puede ser una buena y duradera amistad. Ambos pueden aprender mucho mutuamente, si saben dar libertad y respetar las diferencias.


Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices