.
Huevo de obsidiana: terapia para sanar enfermedades femeninas

Huevo de obsidiana: terapia para sanar enfermedades femeninas

¿Has oído hablar sobre el huevo de obsidiana? Es una poderosa herramienta de uso terapéutico que consiste en el encuentro y reconexión con nuestra sexualidad sagrada. Fue creado como apoyo a los ejercicios espirituales de las mujeres taoístas.

Esta práctica que nació en la antigua China hace miles de años, nos permite entrar en el oscuro espectro de nuestro inconsciente para develar las situaciones que reprimimos las mujeres.

Para Mantak y ManewanChia, maestros taoístas en occidente, en su libro sobre manejo de la energía sexual femenina, señalan:

La obsidiana o piedra volcánica, goza de todas las cualidades que pretendemos encontrar: tiene la fuerza Yang del volcán, al mismo tiempo que procede la fuerza Yin del centro de la tierra. Estas características atraen y concentran la esencia Yin de una mujer.

¿Cómo se usa el huevo de obsidiana?


huevo de obsidiana

Las mujeres deben ser practicante de la meditación o ejercicios taoístas. Consiste en introducir el huevo de obsidiana en la vagina para que la musculatura del piso pélvico reaccione.

La estimulación proporciona excelentes resultados en padecimientos como miomas, quistes, infertilidad, vaginitis, Virus del Papiloma Humano, incontinencia urinaria, prolapso de útero y vejiga, infecciones recurrentes, desajustes hormonales, entre muchos otros.

Las indicaciones para el uso de los huevos vaginales dependen, principalmente, del material del que están elaborados, por lo que se recomienda adquirirlos en lugares donde se ofrezca asesoría y seguimiento.

La obsidiana trabaja con un sistema de creencias, viene a desbloquear toda la energía densa del sistema energético humano que va desde el sacro hasta la cabeza. Su uso es terapéutico porque ayuda a sanar enfermedades de los órganos femeninos.

Esta piedra es muy poderosa. Se recomienda que durante el proceso puedas buscar soporte, alguien que te acompañe, te escuche y a quien puedas compartir tus vivencias.

Precauciones antes de comenzar la práctica


Antes de empezar a hacer estos ejercicios, debes dominar la Respiración Ovárica. Debes estar completamente excitada antes de introducir el huevo. Si se produce poco flujo, utiliza un lubricante. Las mujeres casadas deben utilizar un huevo pequeño.

No lo hagas estando echada. Si surge algún problema y el huevo se queda dentro, no tengas miedo. Échate, relájate y saldrá él solo.

Si empiezas a usar el huevo de obsidiana, es recomendable que inicies un proceso psicoterapéutico, de autoexploración o de crecimiento personal, pues el huevo moverá energías que necesitan ser tratadas con sumo cariño y cuidado.


Te puede interesar:

Naylett Naylett

Periodista y Community Manager con experiencia en periodismo impreso y digital. Amante de la poesía. Fiel creyente de que el Universo conspira para cumplir tus pensamientos. Habla con nosostros en m.me/wemystices