.
Beneficios de la Respiración Ha

Beneficios de la Respiración Ha

Los pueblos antiguos consideraban la respiración como un acto sagrado, dado que su ejecución garantizaba la vida; sin embargo, con el paso del tiempo esta noción comenzó a perderse, reduciendo el hecho de respirar a una simple función biológica, una respuesta automática del organismo.  
 
Actualmente, el despertar de la espiritualidad que se está manifestando en todo el mundo, impulsa la recuperación de prácticas alternativas tradicionales pertenecientes a distintas culturas, que tienen como objetivo común ayudar al individuo a recuperar su equilibrio emocional, espiritual, mental y físico.
 
Un ejemplo de ello es el Ho`oponopono, una ancestral técnica de sanación espiritual propia de la tradición hawaiana, que promueve la paz interior, mediante la observación del perdón y la reconciliación.
 
Este antiguo sistema fue modernizado por la sanadora Mornah Nalamaku Simeona y su estudiante, el psicólogo Ihaleakala Hew Len, quienes desarrollaron una serie de herramientas para ayudar a los practicantes del Ho´oponopono a liberarse de las memorias negativas, que atentan contra la serenidad.
 
Uno de los recursos más recomendados por el doctor Ihaleakala Hew Len, para trabajar el Ho´oponopono es la Respiración Ha, un ejercicio de respiración consciente que ayuda a reducir el estrés y el cansancio, además de situar al individuo en el momento presente (el ahora).

Lee también: 7 razones por la apuntarte al Ho`oponopono
 

¿Cómo realizar la Respiración Ha?


En lengua hawaiana Ha, se traduce como “aliento”. En las culturas ancestrales, la palabra aliento hace referencia directa al existir, el regalo sagrado de la vida otorgada por la Divinidad.
 
La Respiración Ha ayuda a renovar la energía vital, limpiar el aura y las memorias negativas. En el plano físico, se asegura que este ejercicio mejora la circulación sanguínea, elimina toxinas, y fomenta un estado de relajación corporal.
 
Practicar la Respiración Ha es sumamente sencillo, y puedes hacerlo en cualquier momento del día o la noche, tanto en tu casa como en tu lugar de trabajo, siempre que lo consideres necesario. 
 
El primer paso es sentarse en una silla o sillón, con la espalda recta y los pies descansando en el suelo. De la misma forma, puedes sentarte directamente sobre el piso, en una esterilla o un cojín (almohadón) suave y asumir la posición de loto.
 
Elige la postura que te genere mayor comodidad, algunos practicantes incluso realizan el ejercicio de pie. Con respecto a la posición de las manos, también dependerá de tus preferencias.
 
Puedes dejar tus manos descansar sobre tus rodillas, con las palmas hacia arriba (actitud de recibimiento) o enlazarlas para crear el símbolo del infinito, con los dedos de ambas manos.
 
Para ello, une las puntas de los dedos pulgar e índice de tu mano izquierda o no dominante, formado un círculo u ovalo. Los restantes tres dedos permanecerán libres, pero ligeramente curvados.
 
Después, realiza la misma figura con los dedos pulgar e índice de la mano derecha o dominante, pero uniendo la punta de ambas extremidades en el interior del primer círculo. Notarás que la forma creada parecerá un ocho (8) en horizontal.


 
Una vez sentada en la posición que seleccionaste, inicia la Respiración Ha. Realiza una inspiración mientras cuentas (mentalmente) del 1 al 7, a tu propio ritmo, no tiene que ser rápido o lento.
 
Retén el aire dentro de ti, contando de nuevo del 1 al 7 (mentalmente). Espira también contando 7 tiempos. Repite las mismas acciones siete veces (cada una es un ciclo de Respiración Ha).
 
Inicialmente, para evitar peligro de hiperventilación durante la Respiración Ha, puedes efectuar los procesos de inspiración, retención de aire y espiración, por períodos de 3 tiempos (contando mentalmente del 1 al 3 en cada uno).
 
Con el paso del tiempo, una vez tu organismo se vaya adecuando a la práctica, podrás incrementar la duración del ejercicio a 5 tiempos, 7 tiempos y posteriormente 9 tiempos, que sería la meta final.
 
Recuerda: Si cuentas del 1 al 3, realiza 3 ciclos de Respiración Ha; si cuentas del 1 al 5 serán 5 ciclos, y así sucesivamente.
 
Algunos practicantes de la Respiración Ha, gustan de mantener en mente el mantra del Ho´oponopono (“Lo siento, Perdóname, Te amo, Gracias”) mientras realizan el ejercicio, o acompañar cada espiración entonando la sílaba Ha (HAAAAAAA). Esto no es obligatorio, y depende de la preferencia personal.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
¿Te gusta? ¡Comparte!