.
¿Qué es la hipnosis? Tipos y usos de la hipnosis

¿Qué es la hipnosis? Tipos y usos de la hipnosis

La hipnosis, o el estado producido por el hipnotismo, es una técnica que utilizan  la sugestión para provocar cambios en la conducta de los individuos. Hay distintos tipos y usos de la hipnosis.

La base fundamental de la hipnosis es la sugestión y es por ello que el hipnotizado deja en manos del hipnotizador el control total de su conducta.

¿Qué es la hipnosis?


Si con anterioridad citábamos la importancia de la sugestión en la hipnosis, podemos entender por sugestión a la comunicación verbal que el hipnotizador mantiene con el hipnotizado.

Las sugestiones tienen como fin buscar una respuesta en la persona que ha accedido a someterse a hipnosis.

Lee también: Someter la mente a la hipnosis

Tipos de hipnosis


Dentro de la práctica de la hipnosis existentes distintas corrientes. En este artículo queremos mostrarte las dos vías más definidas.

Hipnosis Freudiana 

En este modelo de hipnosis el paciente sigue las instrucciones marcadas por el hipnotizador bien sean verbales, visuales o corporales. Es la que relacionaríamos más con la hipnosis espectáculo que estamos acostumbrados a ver en programas de televisión.

El clásico ejemplo de: “ahora eres una gallina”. De todos modos conviene resaltar que, aunque esta corriente se asocie con ese tipo de espectáculos, no tiene nada que ver con el medio en sí, sino con el uso que el propio hipnotizador le de.

Hipnosis Ericksoniana

Este modelo de hipnosis busca la participación del paciente. En todo momento el paciente es consciente de dónde está y de que está haciendo pero se encuentra en un estado profundo de relajación. En ese momento la persona que esté realizando el método puede plantearle metáforas como una posible solución a sus problemas.

¿Cuáles los usos de la hipnosis?


Aunque no son muchos los informes científicos realizados en torno a la hipnosis, en gran medida porque muchos continúan considerarla como una pseudociencia o como una ciencia de espectáculo, los que hay indican que la hipnosis es beneficiosa en el tratamiento de distintas dolencias.

Entre ellas se encuentran los dolores crónicos, los cuadros de ansiedad, determinadas enfermedades psicomáticas e incluso en los tratamientos de adicciones y programas de reducción de peso.

¿Cómo puede beneficiarme la hipnosis?

Si estás en terapia y te gustaría explorar esta vía para acelerar el proceso, o si sufres de alguna de las enfermedades descritas con anterioridad.

Resulta especialmente útil en las terapias en las que el terapeuta puede hacer revivir un momento pasado al paciente a través de la hipnosis y guiarlo para que cambie los sentimientos de miedo o ansiedad que ello pueda generarle.

Lo más importante para someterte a una sesión de hipnosis es que acudas a un profesional.


Te puede interesar: