.
Un alma gemela que espera al final del hilo rojo

Un alma gemela que espera al final del hilo rojo

Sólo siga su corazón hasta el hilo rojo


La búsqueda de la pareja perfecta es una lucha constante tanto para hombres como para mujeres. No es un camino nada fácil si se piensa en todas las alternativas posibles que pueden entorpecer y hasta desviar la atención. Si pudiéramos ser capaces de distinguir a nuestra media naranja,  ahorraríamos muchos desencantos. ¿No sería perfecto poder distinguir a quién estamos unidos de forma irremediable?. La leyenda del hilo rojo expresa precisamente eso, que se está atado a determinadas personas desde el mismo momento del nacimiento.

El hilo rojo es el conductor hacia el verdadero amor, la amistad entrañable. No importa el tiempo que pase, ese hilo rojo jamás se rompe, puede contraerse y enredarse con otros pero nunca se destruye.


Lee también: Cuidado ¿Aplicas la Ley de Atracción?

 

Por qué un hilo rojo


El origen de la teoría del hilo rojo está vinculado con la cultura china y japonesa. Para los chinos, un hombre anciano que habita en la Luna, baja a la tierra en el momento del nacimiento de los humanos y ata hilos rojos para predeterminarlos por siempre.

La leyenda japonesa indica que un emperador interesado en saber su destino, acudió a una bruja, muy famosa por su capacidad de visualizar el hilo rojo. Al pedirle que lo llevara a su amor verdadero, la bruja lo condujo a un mercado del pueblo, justo frente a una mujer con una bebé en brazos. El emperador entró en cólera, empujó a la pequeña niña al suelo causándole una herida en la cabeza. La adivinadora fue ejecutada. Sin embargo, con el paso del tiempo,  cuando el Emperador tuvo que contraer matrimonio por compromiso, el día de su boda conocería a su prometida la cual tenía una peculiar marca en su frente. El hilo rojo no fue visible ante sus ojos pero siempre se mantuvo.

El hilo rojo está atado al dedo meñique, aunque algunos también lo perciben en el dedo anular. Siempre apunta al corazón.



 

El hilo rojo resiste cualquier circunstancia


La soltería y la soledad, dependerán de cuánto tiempo tarde el recorrer de extremo a extremo ese hilo rojo que en ocasiones se tensa como las propias relaciones humanas. Algunos tienen la capacidad de apreciarlo por lo que su proceso es menos largo. Otros tienen que ir y venir con multiplicidad de parejas hasta que el hilo rojo los lleva a la persona que está hecha a su medida.

Desenredar el hilo y precisar su destino, puede llevar muchos años en algunos casos, como aquellas relaciones que se consolidan luego de muchos fracasos. También puede ser a primera vista, como los enlaces amorosos que se gestan en la juventud y que prevalecen hasta el final de los tiempos.



Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes