.
Los hemisferios cerebrales y la personalidad

Los hemisferios cerebrales y la personalidad

El cerebro humano se encuentra dividido en dos mitades, unidas por el cuerpo calloso, pero diferenciadas por una hendidura vertical (la cisura interhemisférica o longitudinal). Estas partes reciben el nombre de hemisferios cerebrales.
 
Los hemisferios cerebrales son designados, de acuerdo a su ubicación, como derecho e izquierdo. Aunque cada uno posee el control de determinadas competencias, se encuentran interconectados y comparten información.
 
Existen diversas teorías científicas sobre cómo los hemisferios cerebrales afectan la dinámica del pensamiento en los individuos, el desarrollo de su personalidad, la forma como toman decisiones o se relacionan.
 
Estos estudios parten de las competencias vinculadas (tradicionalmente) a cada uno de los hemisferios cerebrales, aunque pueden existir variables interesantes, producidas por distintos factores, como por ejemplo personas zurdas o ambidiestras. 

Lee también: Las tríadas del Eneagrama  
 

Hemisferio cerebral derecho


El hemisferio cerebral derecho procesa la información de forma simultánea o paralela (también definido como simultaneidad visual), es decir percibe los conceptos como un todo y no punto por punto.
 
Asimismo rige la parte izquierda del cuerpo, el sentido musical, las formas tridimensionales y la orientación espacial, la intuición, la imaginación, el sentido artístico, la creatividad, la memoria olfativa, las ideas abstractas, las respuestas automáticas y las analogías, entre otros.
 

Hemisferio cerebral izquierdo


Por su parte el hemisferio cerebral izquierdo capta la información siguiendo una secuencia lineal (punto por punto), lo que le permite captar un mayor número de detalles en contraposición con la percepción global del hemisferio derecho.
 
Igualmente, entre sus muchas competencias, el hemisferio cerebral izquierdo controla la parte derecha del cuerpo, el lenguaje hablado y escrito, el manejo de los números y los símbolos, la lectura, la lógica y el razonamiento, la memoria y atención conscientes y la capacidad de análisis.

Predominio de los hemisferios cerebrales


Aunque utilizamos ambos hemisferios cerebrales en nuestra vida diaria, no existe un equilibrio determinado, y generalmente uno de ellos acaba imponiéndose al otro, incidiendo de manera directa en la personalidad del individuo.
 
En este sentido, se dice que las personas cuyo hemisferio izquierdo predomina sobre el derecho, suelen ser más sistemáticas, lógicas, analíticas e imparciales, con preferencia por la escritura y el lenguaje.

Tienden a controlar sus emociones y sentimientos, mantienen una secuencia lineal de pensamiento, pueden obsesionarse con los detalles y buscan tener certeza en todo lo que emprendan.
 
Mientras que los individuos cuyo hemisferio cerebral derecho se impone sobre el izquierdo, anteponen el corazón a la razón, prefieren una visión global antes que detenerse en los detalles, y no temen conectarse con las sensaciones.
 
También, al huir del pensamiento lineal, estimulan constantemente su imaginación y creatividad, prefiriendo las imágenes antes que las palabras. Son sujetos espontáneos, flexibles, e intuitivos, que aprecian las similitudes más que las diferencias.   


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
¿Te gusta? ¡Comparte!