.
Hathor, la diosa de la belleza y la armonía

Hathor, la diosa de la belleza y la armonía

La Diosa Hathor pertenece a la mitología egipcia y es conocida como la madre y esposa del Dios Horus. Hathor significa “La Casa de Horus”. Esta deidad puede describirse como un halcón en el interior de un cuadrado que representa el hogar.

Hathor es también la patrona de la música y del baile. Entre sus seguidores principales se cuentan bailarines, cantantes y actores. También se le consagran las personas bebedores ya que presidía la fiesta de la “ebriedad”. Realmente, era considerada como asidua a los festejos y las celebraciones.

Lee también: Sanación con arquetipos femeninos

Hathor: Una Diosa casi perfecta


Se dice que se trató en sus orígenes de la personificación de la Vía Láctea, que se pensaba que era la leche que fluía de las ubres de la vaca celestial. Se le vinculó también a Isis. Ambas tuvieron una altísima popularidad en las tradiciones egipcias.

Hathor contaba con numerosos festivales por lo que su ritual no se reducía a Egipto sino que alcanzaba Asia, Somalia, Etiopía y Libia.

La fertilidad, el parto y los niños eran también consagrados a Hathor. Por sus atributos, también era adorada por los hombres en igual medida que las mujeres. Es por esta razón que poseía tanto sacerdotisas como sacerdotes.

Las ofrendas tradicionales se trataban de dos espejos; era la diosa de la belleza y de todos los productos cosméticos. Esto no se interpreta como algo superficial o superfluo sino que amaba la belleza, el equilibrio, la perfección.

El incienso de mirra, apreciado por su aroma femenino, era asociado a Hathor, quien también llevaba viva la llama del romance y del amor.

Entre las piedras asociadas a Hathor se encuentra la turquesa, el oro y el cobre, razón por la que existen numerosas minas en su nombre. La malaquita, por ejemplo, era pulverizada y su polvo era empleado como sombras para representar la protección de la  diosa ante posibles padecimientos oculares.

Sus sacerdotes podían adivinar el futuro de una criatura al llegar al mundo y así explicar los sueños de las personas.

La vaca era su figura más representativa. Si aparece como una mujer, de igual forma sugiere orejas de vaca o cuernos. También la diosa Isis asumió algunas de estas características. Sin embargo, existían elementos diferenciadores entre ambas basadas, principalmente, en que la primera era decidida y audaz, la segunda era misericordiosa y más apacible.


Oración a Hathor


Muchas mujeres le piden a la Diosa, que les conceda belleza y perfección a través de ciertas oraciones y meditaciones.
 
Ven, diosa de oro, tú que te alimentas de cánticos,
tú, cuyo corazón se llena de danzas,
tú, a quien la alegría hace resplandecer a la hora del reposo
y a quien las danzas alegran durante la noche
El cielo y las estrellas hacen música por Ti.
El sol y la luna rezan por Ti.
Los Dioses te exalta
Las Diosas cantan por Ti



Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes