.
El Hatha Yoga: el yoga del equilibrio

El Hatha Yoga: el yoga del equilibrio

El Hatha Yoga es una práctica filosófica y física que ayuda a mantener un cuerpo y una mente saludable.

La palabra Hatha, del Hatha Yoga, viene del sánscrito y comporta dos significados: literalmente se refiere a "la voluntad" y "la fuerza" y por otro lado se compone de la palabra ha que es el "sol" y tha que es la "luna" por lo que el Hatha Yoga es el yoga del equilibrio entre las fuerzas opuestas.

Lee también: Vamos a practicar yoga
 

¿Qué es el Hatha Yoga?


Las disciplinas del yoga fueron recopiladas en la obra Yoga Sutra hace 2000 años atrás por el yogi Pataujali.

El Hatha Yoga extrae los conocimientos del Yoga Sutra y agrupa todos los estilos y formas del yoga practicados en el occidente.

Algunos de los estilos del Hatha Yoga son el Iyengar, el Ashtanga y el Vinyasa que se diferencian entre sí por:
  • el ritmo,
  • la rutina,
  • el enfoque mental,
  • el estilo de respiración o pranayama,
  • el enfoque físico, la postura inicial y
  • la colaboración o la individualidad de los ejercicios físicos.
El Hatha Yoga como disciplina filosófica se divide en 8 ramas de conocimiento:
  1. Yamas: reservas o abstenciones
  2. Niyamas: observaciones o reglas
  3. Asana: posturas físicas
  4. Pranayama: respiración
  5. Pratyahara: retiro de los sentidos
  6. Dharana: concentración
  7. Dhyani: Meditación
  8. Samadhi: absorción

La rama del yoga más conocida y practicada es el asana que comporta secuencias de ejercicios físicos diseñados para alinear piel, músculos y huesos.
 

Beneficios de la práctica del Hatha Yoga


  • Abre los canales del cuerpo, especialmente el de la espina dorsal que siendo el canal principal ayuda a que la energía de todo el cuerpo pueda fluir libremente.
  • Purifica el cuerpo
  • Otorga fuerza física y estamina
  • Calma el cuerpo y la mente
  • Encamina hacia el equilibrio
  • Reconcilia los opuestos
  • Prepara las condiciones ideales para la meditación.
 

¿Cómo practicar Hatha Yoga?


La palabra yoga viene del sánscrito yuj que significa "lazo" o "unión" y es traducido en el occidente como “el método”.

La práctica del Hatha yoga, por lo tanto, requiere de una cierta disciplina para que el cuerpo y la mente aprendan y adopten esta filosofía.
  • Las posturas físicas se pueden encontrar fácilmente y pueden ser practicadas en casa.
  • Se recomienda destinar por lo menos dos días a la semana por un mínimo de media hora cada vez para la práctica de las posturas o asanas.
  • Para resultados más rápidos y notorios los tiempos de práctica deben ser aumentados y complementados con una dieta saludable y ejercicios de meditación.
  • Se debe tener en cuenta que el objetivo final del Yoga es el de refinar nuestro comportamiento con el mundo exterior para enfocarnos en nuestro interior para alcanzar el Samadhi, o sea, la liberación o la iluminación.

 

Te puede interesar: 

Caterina Caterina

Escritora y amante del mundo espiritual. Centra su experiencia en la cultura china, energías, masajes, tarot y runas. Es una enamorada de la vida ¡y no pierde una oportunidad para bailar!

 
Artículos más recientes