.
Hábitos tóxicos para tu hogar, reconoce y elimina los 5 hábitos

Hábitos tóxicos para tu hogar, reconoce y elimina los 5 hábitos

Existen hábitos tóxicos para tu hogar que pueden causar malestar y hacernos vulnerables tanto a nivel físico como a nivel psicológico y emocional.

Nuestro hogar debería ser una fuente de paz y de bienestar para todos los miembros de la familia, un sitio en el que encontramos refugio y todo el apoyo que necesitamos, en todo momento.

En este artículo, aprende a reconocer y eliminar 5 hábitos tóxicos para tu hogar.

Lee también: 5 fantásticos amuletos para el hogar

¿Cuáles son los hábitos tóxicos para tu hogar?


¿Cuáles son los hábitos tóxicos para tu hogar?

1. Los gritos

Los gritos no deben convertirse en una norma general de comunicación en nuestro hogar, pero sucede que ni siquiera notamos cuando los convertimos en algo cotidiano. Es necesario entender que los gritos son el germen de la violencia.

Para solucionar este problema, se debe cultivar la empatía y la asertividad como regla en toda la comunicación entre los miembros de la familia.

2. La hostilidad

Hay hogares en los que, en lugar de tranquilidad y un clima cálido e íntimo, se siente un ambiente hostil, carente de todo entusiasmo, donde las personas en lugar de sentirse libres, sienten un peso sobre sus hombros.

Para solucionar este problema se deben remediar las tensiones subyacentes y resolver los conflictos, en lugar de buscar culpables o declarar inocentes.

3. El dramatismo

Hay momento dramaticos en nuestra vida, como por ejemplo un duelo. Sin embargo, el hogar no debe convertirse en un drama constante porque eso atrae sensaciones de desesperanza, desesperación, frustración y depresiones que no nos permiten encontrar soluciones a los problemas.

La solución es adoptar una actitud mucho más positiva ante la vida

4. El caos

Otro de los hábitos tóxicos para tu hogar es el caos. El orden influye en nuestro estado de ánimo, por lo tanto, el desorden puede afectar nuestro cerebro, generar estrés, ansiedad y generar diferentes sensaciones capaces de mermar nuestra energía y productividad.

¿La solución? Establecer normas de convivencia y mantener un ambiente limpio y ordenado.

5. La desvalorización

Menospreciar las capacidades o las habilidades de alguien de nuestra familia es otros de los hábitos tóxicos para tu hogar. Esto causa que esa persona tenga una baja autoestima que no le permitirá enfrentarse a la vida de forma correcta.

Debemos siempre reconocer los esfuerzos, no minimizar los logros, y crear una dinámica que permita entender que todos los miembros de la familia son diferentes, cada uno con sus propias habilidades, cualidades y debemos valorarlos por lo que son.


 

Te puede interesar: