.
Dime cómo escribes y la grafología te dirá quién eres

Dime cómo escribes y la grafología te dirá quién eres

La grafología es una disciplina que pretende conocer la personalidad de un individuo así como sus intereses e inclinaciones a través del análisis de su escritura

Esta pseudociencia se basa en el principio fundamental de que las personas imprimen en su escritura características fundamentales que le distinguen como por ejemplo el ego.

Incluso, algunas personas consideran que, a través de la grafología se puede detectar si una persona miente.

Lee también: Los hemisferios cerebrales y la personalidad  
 

Principios de la grafología


La grafología echa mano de técnicas proyectivas a través de las cuales se puede traer a la superficie conductas que se encuentran anidadas en el subconsciente.

El impulso de la escritura proviene directamente del cerebro por lo que todas las emociones se pueden apreciar a través de la escritura.

Todo parte del hecho de que la escritura es única de cada individuo, quien combina las letras, los espacios, la dureza de la propia escritura, para ofrecer una radiografía de su personalidad.
  • Se examina el espacio entre las letras, los renglones y las palabras.
  • Se analiza la cohesión entre las letras.
  • Se revisa la presión al escribir sobre el papel.
  • Se estudia la velocidad del trazado.
En Grafología se emplean los denominados vectores gráficos en los que se considera el plano espiritual, emocional, biológico y de contacto.
  • Plano espiritual: imaginación, superioridad, intelectualidad.
  • Plano emocional: representa las tendencias afectivas del yo.
  • Plano biológico: necesidades físicas, biológicas, sexuales. También pertenece a este plano el idioma y la familia.
  • Plano de contacto: del lado izquierdo, representa las actitudes femeninas, el desapego materno. Del lado derecho, la comunicación y el lado masculino.

Qué podemos conocer a través de la grafología


A través de la grafología se pueden conocer aspectos fundamentales de la personalidad.
  • Evolución del pensamiento.
  • Sexualidad, problemas vinculados con el erotismo.
  • Inclinación ante el emprendimiento.
  • Sociabilidad y roce afectivo.
  • Condiciones intelectuales, agilidad mental y lógica.
  • Medición de problemas de personalidad como psicosis, neurosis, adicciones.
  • Detección de trastornos de aprendizaje de forma temprana.
  • En caso de hechos delictivos, la grafología permite interpretar si las notas pertenecen a una persona con una conducta suicida o existió un tercero.
  • En reclutamiento de personal para las empresas, proporciona información de utilidad sobre las características emocionales, si se trata de una persona agresiva o violenta.

Significados en la grafología


  • Escribir sin dejar márgenes, denota a una persona con aires de protagonismo y egoísmo.
  • Margen irregular: implica inestabilidad, inseguridad y desorganización.
  • Margen izquierdo grande: representa a una persona generosa pero también ostentosa en cuanto a sus gastos.
  • Margen izquierdo convexo: sujetos reprimidos.
  • Margen izquierdo cóncavo: Neurosis y luchas internas.
  • Dejar espacios en blanco en el texto: temor al futuro con afectación de la capacidad de decisión.
  • Margen derecho condensado: problemas de planificación y organización.
  • Margen derecho irregular: problemas para relacionarse con el entorno.
  • Margen superior reducido: egoísmo y descortesía.
  • Margen superior grande: capacidad para escuchar.
  • Inclinación hacia la derecha en la escritura: predomina el sentimiento sobre la razón.
  • Inclinación hacia la izquierda en la escritura:  persona reservada y parca.
  • Posición recta en la escritura: control entre la razón y la emoción.
  • Firma en el centro: piensa muy bien las cosas antes de ejecutarlas.
  • Firma a la izquierda: persona que recuerda mucho el pasado.
  • Firma a la derecha: sujeto apasionado con visión de futuro.
  • Escritura muy grande: vanidosa y prepotente.
  • Escritura muy pequeña: detallistas y con mayor necesidad de seguridad.
  • Escritura creciente: personas excesivamente confiadas.
  • Escritura decreciente: observadoras y con elevada capacidad de crítica.
  • Las personas que adornan mucho su escritura denotan una personalidad creativa e innovadora. Si se produce en exceso revela hedonismo y superficialidad.



Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes