.
¿Qué es la Geometría Sagrada?

¿Qué es la Geometría Sagrada?

La Geometría Sagrada es el estudio de los patrones presentes en todas las figuras, que forman parte del diseño de la creación de la vida, y por tanto constituyen una manifestación de la Divinidad.  
 
Las formas de la Geometría Sagrada han sido utilizadas, durante siglos, en la construcción de edificios y monumentos de índole sagrado o religioso. Algunos autores relacionan su práctica con la Masonería.
 
Trabajar con los patrones de la Geometría Sagrada estimula la evolución de conciencia, por tratarse de figuras dinámicas que fluyen de forma constante, una representación simbólica de la creación.
 
Al unir nociones de arte, creatividad, matemáticas y geometría en una sola forma, los diseños de la Geometría Sagrada atrapan la atención de ambos hemisferios (izquierdo y derecho) del cerebro humano. 

Lee también: Activa la energía positiva con la Flor de la Vida
 

Figuras de la Geometría Sagrada


Los diseños o patrones de la Geometría Sagrada parten de una serie de siete figuras: la esfera (o círculo), el espiral y los cinco solidos platónicos, denominados así en homenaje al filósofo griego Platón (427 A.C – 347 AC), quien los menciona en su escrito Timeo (aproximadamente año 360 A.C).
 
Los 5 sólidos platónicos son el tetraedro, el cubo, el octaedro, el dodecaedro y el icosaedro. Todos ellos, formas simétricas (de ángulos y lados iguales), que eran utilizados por matemáticos y constructores antiguos, antes de Platón.
 
Dentro del estudio de la Geometría Sagrada, cada una de las figuras posee una importante simbología:
 
  • Tetraedro: Sabiduría – Fuego
  • Cubo: Conciencia – Tierra
  • Octaedro: Espíritu – Aire
  • Dodecaedro: Principio Femenino – Éter (energía vital)
  • Icosaedro: Principio Masculino – Agua
  • Esfera: Unidad. Totalidad. Integración
  • Espiral: Comunicación de luz y amor (envío y recepción de información)
 

Patrones de la Geometría Sagrada


Cuando la esfera y el espiral se unen a los cinco solidos platónicos, forman una serie de diseños, similares a los ancestrales mándalas, y que han sido observados tanto en obras arquitectónicas como en las células humanas y el proceso de creación de embriones, entre otros.
 
Estos patrones reciben los nombres de Vesica Piscis, Semilla de la Vida, Huevo de la Vida, Flor de la Vida, Cubo de Metratón, y Fruto de la Vida.
 
Quizás el más conocido de estos diseños, es la denominada Flor de la Vida, conformada por 19 círculos, que se sobreponen entre sí, y 36 arcos circulares, lo que le da a la figura una apariencia hexagonal.     
 
La Flor de la Vida contiene los 5 sólidos platónicos en su patrón hexagonal, y es asociada simbólicamente con el diseño divino de la vida en el Universo, los registros akáshicos y el tejido energético vital que conecta a todos los seres.
 
La figura de la Flor de la Vida es usada con buenos resultados para el ejercicio de  la meditación como disciplina, atraer energías positivas, adquirir concentración y equilibrio.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes