.
¿Es posible conocer la fuente de la juventud?

¿Es posible conocer la fuente de la juventud?

El sueño de la humanidad es conocer el secreto de la fuente de la juventud, interpretada como la forma en que se puede alcanzar la belleza física y frescura, durante toda la vida. El reloj cronológico es implacable y por más que se hagan esfuerzos y se tomen medidas, no siempre tienen el efecto pretendido.

Hechiceros y magos, han procurado la fuente de la juventud. Incluso se le vincula con frutos, bebidas y hasta ríos, que tienen la capacidad de hacer recobrar el tiempo perdido. En épocas remotas, diversas culturas han distinguido al agua con poderes curativos e incluso como signo de vida.

Durante mucho tiempo se pensó que toda el agua era proveniente del Golfo Pérsico. Incluso se le identificaba con la deidad “Era”,  que regía las aguas y los ríos. La fuente de la juventud se vincula, también, con el árbol de la vida.

La fuente de la juventud se distingue de la inmortalidad, ya que no aspira hacer que el ser humano no perezca. Se trata, más bien, de otorgarle vitalidad, frescura, por siempre.

Lee también: Ayurveda ciencia de la vida

Origen de la fuente de la juventud


Los conquistadores que llegaron a lo que hoy en día se conoce como Florida, creyeron  que en ese lugar se hallaba la fuente de la juventud. Por ello, esa zona está llena de leyendas de magia sobre la eterna juventud.

Su fama tuvo tal renombre que fueron muchos los que bebían agua de una fuente mágica. Se propagó la teoría de que la vida se prolongaba con riquezas y lujos. El colonizador Ponce de León, al servicio de la corona española, financió una travesía hacia la zona, para beber del agua encantada.

Aunque poco fue lo que se documentó sobre el hecho, fueron muy provechosos los resultados obtenidos en la expedición, relacionados con las tierras descubiertas. El nombre de Florida, persiste hasta el día de hoy en Estados Unidos.


De dónde proviene la fuente de la juventud


Hoy en día, la fuente de la juventud está asociada a otros elementos. El agua continúa siendo vista como promotora de la vitalidad. Está más asociado su consumo con las propiedades depurativas y purificadoras. Posee efectos beneficiosos para el organismo y la piel, mejorando su apariencia y elasticidad.

Sin embargo, la fuente de la juventud está más relacionada con un estilo de vida saludable, con hábitos positivos como alimentación equilibrada, abandono del tabaquismo y el alcohol.

Incluso, existen algunos elixir que rescatan también la eterna juventud, más naturales y accesibles.

Es el caso del brebaje tibetano, que evita la aparición de arrugas. Se recomienda tomarlo dos veces al año.

Se mezcla, limón, miel y aceite de oliva. Se refrigera y se toma, en ayunas, una cucharada caña mañana. Se piensa que es capaz de prevenir el envejecimiento prematuro. 


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes