.
Fruto de la vida, el patrón más importante y sagrado del universo

Fruto de la vida, el patrón más importante y sagrado del universo

El Fruto de la Vida es un motivo elaborado únicamente con círculos y usado como base para dibujar los sólidos platónicos o pitagóricos.

El dibujo denominado Flor de la Vida se puede encontrar en cada una de las religiones más importantes del mundo. Así, aparece en Egipto, en el antiguo Templo de Abydos o en las viejas sinagogas de Galilea y Mesada.

Contiene los patrones de la creación, como eran al salir del Gran Vacío. El Fruto de la Vida es otro de estos dibujos primogéneos.

La Flor de la Vida contiene a su vez un símbolo secreto que se forma al dibujar trece círculos que salen de ella. Cuando esto sucede se genera lo que se denomina el patrón más sagrado e importante del universo: el Fruto de la Vida.

Consta de trece sistemas informativos y cada uno de los cuales se encarga de explicar un aspecto de la realidad. Con la información recibida de estos sistemas podemos tener acceso a todo aquello que va desde el cuerpo humano hasta las galaxias.

Por ejemplo, en el primer sistema es posible generar cualquier tipo de estructura molecular o bien cualquier tipo de estructura celular viva existente en el universo. Es decir, la estructura de cualquier ser vivo.

Lee también: Activa la energía positiva con la Flor de la Vida

El Fruto de la Vida y los Sólidos Platónicos


Fruto de la vida

Al conectar uno con el otro a todos los puntos medios de los trece círculos se obtiene un diseño que recibe el nombre de Cubo Metatrón. En su interior se encuentran cinco formas tridimensionales conocidas como los Sólidos Platónicos.

Se trata de poliedros convexos en los que todas sus caras son polígonos regulares entre sí y todos su ángulos sólidos son idénticos. Son llamados también cuerpos cósmicos.

Estas cinco formas y todas sus combinaciones posibles crean todas las estructuras existentes en el universo, como la división de las células embrionarias que hay en cualquier ser vivo.

Éste sería tan sólo el primer sistema de información que ofrece el Fruto de la Vida, el cual deriva, como indicamos antes, de la Flor de la Vida. En el antiguo Egipto se acostumbraron a ocultar esta forma de generar el Fruto de la Vida de la Flor de la Vida.

Para ello dibujaban la Flor de la Vida sin algunos de sus círculos externos, dibujando en cambio dos círculos alrededor de los círculos internos. El dibujo resultante resultaba similar a las membranas interiores y exteriores del óvulo alrededor de las células embrionarias.

El Fruto de la Vida es un motivo elaborado únicamente con círculos y usado como base para dibujar los sólidos platónicos o pitagóricos.


También te puede interesar: