.
Fisiognomía: ¿cómo el rostro refleja nuestro carácter y personalidad?

Fisiognomía: ¿cómo el rostro refleja nuestro carácter y personalidad?

Nuestros rostros pueden expresar mucho sobre nosotros y es por esto que la fisiognomía busca estudiar las características de la personalidad y el carácter de un individuo a través de ciertos patrones en sus rasgos faciales.

Esta ciencia se encarga de estudiar cómo es posible que por medio del rostro de una persona podamos conocer acerca de sus emociones, inteligencia, temperamento e incluso sus valores y sentido de la moral.

Los primeros estudios sobre las características psíquicas de un individuo gracias a sus rasgos faciales, los inició el escritor y teólogo suizo Johann Lavater.

A través de su investigación titulada “el arte de conocer a los hombres por su fisiognomía”, realizó un estudio basado en detenidas observaciones de cómo ciertas actitudes podían verse reflejadas en sus rostros, estudio que sirvió de base para que futuros investigadores descubrieran mucho más sobre esta ciencia.

¿Qué podemos conocer de una persona por medio de la fisiognomía?


¿Qué podemos conocer de una persona por medio de la fisiognomía?

La forma de nuestra cara tiene una relación directa con las características más importantes de nuestra personalidad, es por ello que muchas veces al mirar a una persona que no conocemos, logra transmitirnos parte de su forma de ser, puesto que ciertos rasgos nos indican que puede ser, por ejemplo, una persona del mal carácter o por el contrario una persona tranquila.

En el siguiente listado te mostraremos 6 formas de rostros más populares que existen y los rasgos relevantes de su personalidad y comportamiento.

  1. Rostro cuadrado: Personas tercas, aunque trabajadoras, prácticas, fieles y con tendencia a seguir sus ideales.
  2. Rostro rectangular: Seguros de sí mismo, leales, cumplidos y buenos amigos.
  3. Rostro redondo: Personas tranquilas, divertidas y con gustos lujosos. Evitan siempre los conflictos y les gusta sentirse seguros.
  4. Rostro alargado: Son individuos sensibles y se ilusionan rápido, aunque poseen tendencia a desarrollar un carácter agresivo.
  5. Rostro ancho: Enérgicos, comunicativos, líderes, con grandes habilidades sociales y suelen ser buenos atrayendo a el sexo opuesto.
  6. Rostro triangular: Personas dinámicas, aunque nerviosas y ansiosas. Poseen una gran astucia y les agrada obtener respuestas a todas sus interrogantes.

La fisiognomía nos da ciertas pautas de cómo el rostro nos puede indicar las características principales de la personalidad y del carácter. A través de este estudio, conseguimos conocer un poco más a acerca de una persona con tan sólo observar ciertos rasgos sobresalientes en su rostro.  


Te puede interesar: