.
Propiedades de las lámparas de sal

Propiedades de las lámparas de sal

Las lámparas de sal son faroles, creados a partir de un cristal de sal entero, extraídos de minas terrestres (no sal marina). El elemento es agujereado para albergar un foco eléctrico (bombillo) en su interior.

Generalmente, las lámparas de sal son confeccionadas con cristales de Sal del Himalaya, dado que los componentes de este tipo de mineral otorgan un tinte rosáceo al producto.

En el Feng Shui, las lámparas de sal son consideradas activadores energéticos, capaces de equilibrar el flujo vital, en el lugar donde sean colocadas, atrayendo la armonía y el bienestar.

Para ubicar las lámparas, de acuerdo con la tradición del Feng Shui, deben seguirse las indicaciones de la Escuela de la Brújula, en lugar de la superposición de las áreas del Mapa Bagua.

De acuerdo con este lineamiento, colocar lámparas de sal en el norte atrae benefactores en el ámbito profesional, mientras que situarlas en el sur, contribuye a aumentar la fama y el éxito.

Lee también: Hacer la vida más agradable con la decoración Feng Shui

De la misma forma, ubicar lámparas al este, aumenta las posibilidades de las parejas que quieran concebir, y la prosperidad de la familia. En el oeste, fortalece la salud de los ocupantes de la vivienda.

Las lámparas de sal deben permanecer encendidas el mayor tiempo posible, para asegurar su influjo benéfico. Igualmente si resides en una zona con mucha humedad, tenerla prendida evitará que el mineral resulte afectado y se deshaga.

Lámparas de sal y la ionización


Algunos terapeutas holísticos y sanadores alternativos recomiendan el uso de lámparas de sal en el hogar, resaltando que poseen la capacidad de ionizar el aire del espacio donde se encuentran.

Según esta tendencia, las lámparas emiten iones negativos que impregnan el área, reduciendo la influencia de los iones positivos emanados por aparatos electrónicos (televisores, computadoras, teléfonos móviles).

Los iones positivos producidos por los electrodomésticos desequilibran el campo electromagnético humano, originando dolencias físicas, favoreciendo (además) otro tipo de trastornos (depresión, insomnio, cambios de humor).

En este sentido, terapeutas holísticos señalan que al encender las lámparas de sal, y contrarrestar la influencia de los electrodomésticos, el sistema inmunológico humano se fortalece.

Asimismo, los animales y plantas resultan favorecidos. La reducción de la influencia de los iones positivos, contribuye para que el individuo recupere su ritmo circadiano, y patrones de sueño.

También aumenta las capacidades de memoria, creatividad y concentración, beneficiando la productividad, tanto en el ambiente doméstico como en el plano profesional y personal.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.