.
Fase de Luna Nueva en 2018, comienzos y introspección

Fase de Luna Nueva en 2018, comienzos y introspección

Cada fase lunar tiene su proceso y representa el momento ideal para cierto tipo de acciones. Conoce que sucede y cómo puedes aprovechar la energía de la fase de Luna Nueva en 2018.

La Luna Nueva no deja ver su rostro. También se le conoce como novilunio o interlunio y sucede cuando la Luna se ubica entre la Tierra y el Sol.

Cuando hablamos de fases de la Luna nos referimos a la modificación de su parte visible, porque se movió de posición con respecto a la Tierra y el Sol. Este ciclo completo dura 29 días, 12 horas, 44 minutos y 3 segundos; se le llama lunación.

Las etapas o fases lunares son Luna Nueva, seguida de Cuarto Creciente, Cuarto Menguante y finalmente Luna Llena.

Cada una tiene su proceso y representan el momento ideal para cierto tipo de acciones, períodos que debemos aprovechar según lo que nos dispongamos a hacer y el resultado que buscamos.

En esta oportunidad, hablaremos de lo que conviene cuando la Luna es Nueva.

Lee también: La oportunidad para cambiar en Luna Nueva

Fase de Luna Nueva, Novilunio o Interlunio


La Luna Nueva, también llamada novilunio o interlunio, se produce cuando oculta su cara, razón por la que es imposible ver su hemisferio iluminado desde nuestro planeta.

No hay que desestimar el concepto de Luna Nueva astronómica, Luna negra o Luna oscura. Estos responden a la ubicación en que los tres astros celestes (el Sol, la Luna y la Tierra) forman una especie de recta y por ello no vemos la Luna, ya que la oculta el resplandor del Sol. En ocasiones, estas condiciones producen eclipses solares.

Si bien en cada Luna Nueva no es estrictamente necesario que haya un eclipse solar, sí lo es que en cada eclipse se produzca una Luna nueva antes y después.

El poder de la fase de Luna Nueva en 2018


El poder de la fase de luna nueva en 2018
Cada Luna Nueva implica cambios astronómicos y son fases que no debemos desaprovechar para aplicar transformaciones en nuestras vidas.

Si realmente creemos en el poder que la Luna ejerce en nosotros, entonces invirtamos la energía que emanan las lunas nuevas y proyectémonos hacia lo que buscamos, sin dejar pasar bajo la mesa cada cambio de esta fase lunar.

La Luna Nueva se aprovecha para cortarse el cabello y que crezca saludable, ayunar, desintoxicar el cuerpo, podar plantas, meditar y sacar de nuestras vidas los hábitos negativos.

Una Luna Nueva es un punto de partida, así que cíñete a él para redactar tu lista de proyecciones. Es bueno que sea el mismo día de la lunación, así te nutres de toda esa energía. Lo que te propongas debe ser claro y específico para que los resultados también los sean.

Inicia proyectos, la Luna Nueva es perfecta

Puedes cambiar tu rutina alimenticia, plantar flores, modificar tu entrenamiento en el gimnasio, iniciar relaciones, inyecta engería a ese aspecto débil de tu vida.

El segundo día de Luna Nueva es el más indicado para realizar una mudanza o darle la bienvenida a un nuevo integrante a la familia, puede ser una mascota.

A propósito de lo nuevo, la Luna Nueva tiene que ver directamente con todo aquello que comienza, es por eso que se aprovecha para arrancar proyectos o plantearnos propósitos.

Esta fase lunar es idónea para prepararnos y poner en marcha los cambios que favorecerán nuestras vidas.

En Luna Nueva nos replanteamos lo que realmente queremos, porque cada decisión que tomemos durante esta fase, seguro se traducirá en el éxito de nuestras acciones.

Calendario de la fase de Luna Nueva en 2018


Luna Nueva en 2018 Día
Luna Nueva  ○ 16 enero
Luna Nueva ○ 15 febrero
Luna Nueva ○ 17 marzo
Luna Nueva ○ 15 abril
Luna Nueva ○ 15 mayo
Luna Nueva ○ 13 junio
Luna Nueva ○ 12 julio
Luna Nueva ○ 11 agosto
Luna Nueva ○ 09 septiembre
Luna Nueva ○ 09 octubre
Luna Nueva ○ 07 noviembre
Luna Nueva ○ 07 diciembre

 

Después de conocer la fase de Luna Nueva en 2018, apunta qué día iniciarás el cambio de tu vida y mira las otras fases:

Ritual de luna nueva para vencer los miedos


El siguiente ritual es muy sencillo. Tan sólo tendrás que buscar un lugar relajado, encender una vela y tener papel y bolígrafo cerca. Deberás escribir uno a uno todos los proyectos que te gustaría realizar a corto plazo, sin pensar mucho, escribiendo de forma espontánea todo lo que tengas en la cabeza.

Al finalizar de escribir léelos en voz y reflexiona sobre aquello que te impide alcanzarlos.

El mayor problema para no alcanzar las metas somos nosotros mismos por ello es importante que reflexiones sobre el origen. Al final quema la lista de deseos y proyectos con la llama de la vela.


Te puede interesar: