.
Fase de Luna Menguante en 2018, meditación y resolución

Fase de Luna Menguante en 2018, meditación y resolución

Cada fase lunar tiene su proceso y representa el momento ideal para cierto tipo de acciones. Conoce cuando y que sucede en la Fase de Luna Menguante en 2018.

La Luna Menguante solo refleja su parte izquierda. Se produce entre Luna llena y Luna nueva. Almacena energía y luego la irradia.

A la Luna Menguante también se le llama Creciente Menguante o Luna Vieja. Al mirarla es como la Luna nueva visible sin un sentido opuesto. Esta fase solo se aprecia en horas de la madrugada. Se ubica hacia el este, por encima del alba y se ve justo antes que el Sol salga.

Esta etapa de la Luna se produce tras almacenar energías durante dos semanas, tiempo en que el satélite crece en luz.

Lee también: Los secretos ancestrales que se esconden detrás de la luna menguante

El cambio de Llena a Menguante


La Luna Menguante se observa justo antes de la Luna Nueva no visible. Lo que miramos en el cielo es una especie de C y cada noche la notamos más pequeña, porque va rumbo a la oscuridad.

Sucede que viene exactamente después de la Luna Llena y empieza a menguar hasta que otra vez alcanza la Luna nueva y se produce una nueva fase lunar.

Esta etapa de cambio también esconde sus secretos que podemos aprovechar en beneficio nuestro, y es una lunación que  puede entenderse como decrecimiento y la redirección de energía hacia nuestro interior.

Lo hacemos a medida que se produce la disminución de la luz de la Luna, de manera que clarifiquemos todo lo que decidamos emprender a partir de esta fase, además de aquello que empezamos en Cuatro Creciente y que deseamos darle continuidad.

Ese decrecimiento puede entenderse como el final de un lapso y la preparación del camino hacia nuevas experiencias.

¿En qué nos ayuda la Fase de Luna Menguante en 2018?


Fase de luna menguante en 2018

La Luna en Menguante es buena para dejar atrás lo que no nos interesa y para invertir en aquello en lo que anhelamos prosperar. En esta etapa la intuición gana un poder impresionante. Podemos aprovechar la lunación para relajarnos, compartir conocimientos, purificarnos y reflexionar.

La Luna Menguante representa un ciclo perfecto para la limpieza en el hogar, deshacernos de lo que no necesitamos, eliminar impurezas de nuestro cuerpo, cortar cabello y uñas para un crecimiento lento pero fortalecido y comenzar una dieta.

Conviene también podar árboles, ponerle fin a una relación amorosa o de trabajo, así como pagar facturas. ¿A qué se debe? Es sencillo: la Luna Menguante es favorable para todo aquello que esté vinculado a la reducción, de forma que se traduzca en acciones tranquilas y beneficiosas para nosotros.

Puedes aprovecharla para más

Será en Luna Menguante cuando sin querer o queriendo analicemos con detenimiento el resultado de nuestras acciones y es algo de lo que nos daremos cuenta cuando al evaluarnos nosotros mismos.

Si la Luna es Menguante es ideal para corregir errores y hacer las paces con quien nos hayamos enemistados. En esta etapa habría buena resolución de conflictos.

Se dice que la Luna Menguante funciona de la forma más adecuada en la toma de decisiones y en el alejamiento de las emociones negativas, situaciones indeseadas, adicciones insalubres y liberación de enfermedades.

Es una luna que se conjuga con las ganas de arrancar los vicios relacionados al alcohol, tabaco y drogas. Disminuyen dolencias y marcan el inicio con buen pie de cualquier tratamiento.

Fase de Luna Menguante en 2018


Luna Menguante en 2018 Día
Luna Menguante 8 de enero
Luna Menguante 7 de febrero
Luna Menguante 9 de marzo
Luna Menguante 7 de abril
Luna Menguante 7 de mayo
Luna Menguante 5 de junio
Luna Menguante 4 de julio
Luna Menguante 2 de agosto
Luna Menguante 1 de septiembre
Luna Menguante 30 de octubre
Luna Menguante 29 de noviembre
Luna Menguante 28 de diciembre

La fase del Cuarto Menguante dura entre 13 y 14 días, lapso que puedes dedicar a lo que definitivamente quieres cambiar para bien en tu vida.

Después de conocer la fase de Luna Menguante en 2018, apunta qué día iniciarás el cambio de tu vida y mira las otras fases:

Fase de Luna Menguante: la fase ideal para meditar


Como hemos indicado con anterioridad la fase de luna menguante es la idónea para concentrarnos en el camino recorrido. Por ello, la meditación, puede ayudarnos a poner nuestro foco allí donde queremos sin olvidarnos de vivir el momento presente.

Es un momento ideal para deshacernos de todo aquello que no nos aporta nada (relaciones, objetos…) y prepararnos para lo que está por venir.

Es un buen momento también para realizar baños de energía, tanto para nosotros mismos como para nuestra casa. Los rituales ideales en esta fase lunar son todos aquellos que tienen que ver con finalizar o alejar algo de nosotros.


Te puede interesar: