.
El exorcismo: una de las prácticas más antiguas del cristianismo

El exorcismo: una de las prácticas más antiguas del cristianismo

El exorcismo es una de las prácticas religiosas más antiguas dentro de la tradición cristiana que consiste en expulsar espíritus demoníacos que han poseído a personas, objetos o algún espacio en específico.

Jesucristo, en su palabra, confirió este poder a todos los creyentes quienes con su boca tienen la potestad de echar fuera cualquiera entidad maligna.

La iglesia católica ha dispuesto que sólo un sacerdote autorizado por su obispo puede hacer frente a cualquier tipo de demonio. La mayoría de los exorcismos se realizan bajo lo estipulado en el ritual romano, este contiene una gran variedad de oraciones y bendiciones.

El ritual romano es el único texto validado por la iglesia católica para tratar cualquier tipo de exorcismo. El ritual del exorcismo consiste en la repetición continua de oraciones y órdenes de expulsión.

La oración se basa en la invocación de los santos, la lectura de la palabra de Dios y en plegarias hechas en el nombre de Jesús, invocándose a su vez a Dios padre y al Espíritu Santo para ordenar la salida del espíritu maligno.

Al momento de aplicar el ritual del exorcismo, el cual ha sido aprobado por la Santa Sede y editado por diferentes conferencias episcopales, se debe tener mucha prudencia, respetando siempre las reglas establecidas por la iglesia.

Los sacerdotes durante su práctica usan objetos que son rechazados por las fuerzas demoníacas como un crucifijo y el agua bendita.

Lee también: Significado de exorcismo: lo que debes saber

 Exorcismo: Jesús expulsó demonios


Dentro de la teología cristiana existen varios pasajes bíblicos que narran las liberaciones y expulsiones demoníacas que hizo Jesús. Aproximadamente siete casos de posesión se relatan en los evangelios.

Uno de los más conocidos se encuentra en Mateo 8:28, que habla sobre la expulsión que realizó a Jesús a los endemoniados de Gadara. En los primeros siglos no existía algún esquema en específico que determinara como se podía exorcizar.

En ese tiempo, los apologistas cristianos se aprovechaban de su carisma para mostrar la divinidad del cristianismo y así echar fuera los demonios.

¿Cómo saber si la persona fue liberada con el exorcismo?


Cuando el demonio es expulsado, la persona cambia radicalmente su aspecto físico y comienza a tener paz interior.

Sin embargo, el demonio muchas veces es engañoso por lo que se recomienda mantener la oración constante sobre la persona afectada y de acuerdo a su reacción se determinara si fue expulsado.

Si la persona no muestra ninguna molestia o alteración, sino más bien busca las cosas de Dios, significa que el problema fue solucionado.

Sobre el exorcismo existe mucha información al respecto, es una práctica de las que pocas personas han sido testigo. Muchas, han logrado conocer más sobre ella a través de películas como el Exorcista estrenada en el año 1974 o el Exorcismo de Emely Rose, lanzada en el 2005.


Te puede interesar:

Luciana Luciana

Comunicadora Social Corporativa- Community Manager, con 10 años de experiencia en diferentes medios de comunicación e instituciones públicas. Siempre andando por los caminos de la fe y disfrutando de los simples placeres de la vida.