.
Euritmia Curativa, la curación a través de sonidos y movimientos

Euritmia Curativa, la curación a través de sonidos y movimientos

La euritmia curativa se usa como práctica terapéutica complementaria al tratamiento médico.

Pertenece a las terapias de la medicina ampliada antroposóficamente que, además de los aspectos de las ciencias naturales y de la fisiología, incorpora también el ámbito espiritual del ser humano.

En la euritmia curativa las personas se expresan a través de los movimientos y las leyes del sonido y del tono. A través de los movimientos corporales de sonidos, ritmos y formas, se estimula y armoniza el funcionamiento físico, emocional y espiritual.

Lee también: Conozca la Radiónica, la medicina de las vibraciones

Fundamentos de la Euritmia Curativa


Fundamentos de la Euritmia Curativa

Rudolf Steiner desarrolló la Euritmia Curativa en conferencias que dio en la década de 1920 en Suiza. Él decía que las vocales y las consonantes del lenguaje, así como los diversos elementos de la música, tienen asociadas sus propias formas de movimiento y de curación. Cada una de estas formas se asocia, por su parte, con efectos específicos en los órganos del cuerpo humano y en los procesos animados.

Así el terapeuta con los movimientos que hace ejecutar, logra que éstos actúen sobre los órganos enfermos, si los gestos eurítmicos concuerdan arquetípicamente con el carácter que la enfermedad exige eso se refleja en el paciente, produciendo un efecto saludable y curativo.

La euritmia curativa es prescrita por un médico. Es un tratamiento individual que generalmente se realiza de pie o caminando. El ejercicio individual conduce a un fortalecimiento de su efectividad.

Los elementos fundamentales de la euritmia curativa son los sonidos de nuestro lenguaje que tienen movimiento. Los sonidos utilizados dependen específicamente de la indicación y el objetivo terapéutico. Las vocales y las consonantes tienen sus propios gestos. Cada movimiento de sonido tiene una relación de efecto diferenciado con los procesos orgánicos internos.

Por lo tanto, la euritmia curativa puede actuar adecuadamente para fortalecer, regular y curar. Estimula los procesos vitales y los procesos de autocuración y fortalece la autopercepción.

Ejercicios de euritmia curativa


Ejercicios de euritmia curativa

Esta terapia considera la calidad de la palabra hablada asociada a movimientos y posturas. Por ejemplo la vocal A se puede imaginar como un Árbol que expresa admiración y encanto; en la euritmia, se traduciría con un movimiento de apertura de los brazos.

La letra i, por ejemplo, se puede experimentar como un brillo, y se traduciría con un movimiento de estirar un brazo hacia las alturas, y el otro hacia abajo. La palabra amor, por ejemplo se traduciría con movimientos de brazos que se abren y se cierran, que abrazan, que forman un complemento, un círculo.

En la euritmia curativa si escuchamos bien las consonantes B, L o S, descubrimos que independientemente del significado de las palabras en las que están insertadas, el valor cualitativo de cada una de estas consonantes puede ser diferente.

Sin embargo, en las palabras barco, bondad, billar, bola, todas comenzadas por B, la calidad esencial de esta consonante expresa: protección, creación de un espacio interior. La letra L (tal como se expresa en ligereza, luminoso), revela bien sus cualidades de vida y crecimiento.

Y finalmente la letra S (como en serpiente, solemne) expresa una atmósfera de poder silencioso. El terapeuta trata de hacer una terapia que conforme letras, palabras, sonidos,  asociados a movimientos y toda esta estructura como una forma de curación de acuerdo a cada enfermedad, previo análisis.

Aplicación de la euritmia curativa


Aplicación de la euritmia curativa

Como dijimos la euritmia curativa es complementaria al tratamiento médico. Tiene un efecto relajante. Por su efecto exhaustivo se puede utilizar en diferentes tipos de patologías, orgánicas, neurológicas, de posturas, musculares y psiquiátricas, como por ejemplo:

  • Disfunción de un órgano
  • Depresión, estrés
  • Tensiones musculares (dolor de espalda)
  • Reumatismo, artritis
  • Migrañas

Y también en pediatría:

  • Trastornos de desarrollo de la motricidad
  • Dificultades de aprendizaje, de concentración y de orientación espacial
  • Enuresis nocturnas
  • Niños hiperactivos
  • Corrección de la postura
  • Trastornos del sueño, etc.

Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices