.
Esmeralda: la emoción hecha cristal

Esmeralda: la emoción hecha cristal

La esmeralda es una variedad verde del berilo, es una piedra especial debido a su rareza, pues aunque hay otras piedras de color verde la esmeralda es la única cristalina.

Su tonalidad ha dado nombre a un color: el verde esmeralda. Con independencia de sus características físicas nos encontramos frente a un cristal de un enorme poder que para los alquimistas se corresponde con la piedra de Venus.

Lee también: ¿Cómo elegir cristales para nuestros rituales?

Mitología en torno a la esmeralda


La esmeralda ha sido utilizada desde la Antigüedad por distintas culturas en sus rituales.

Si buscamos sus orígenes tendremos que trasladarnos al antiguo Egipto donde se encuentran unas minas que se considera que fueron las primeras minas de esmeraldas en ser explotadas, posteriormente comenzaron a serlo en Colombia y Brasil. Debido a su belleza personalidades importantes comenzaron a usarlas como signo de distinción.

La esmeralda se encontraba entre los grandes tesoros de príncipes y reyes y como prueba de ello está la Esmeralda Atocha, una joya encontrada en 2011 en los restos del galeón español Nuestra Señora de Atocha que naufragó en 1622 en aguas de Estados Unidos.
 

Poderes de la esmeralda


La esmeralda es una piedra que, pese a su belleza y a su asociación a las clases de poder, desarrolla la humildad y la generosidad. Es una piedra a la que podemos acudir cuando necesitamos un extra de inspiración generando actitudes positivas ante nuestros retos personales y profesionales.

Se dice que es un cristal muy adecuado cuando queremos practicar rituales porque nos abre puertas a otros planos trayendo a la superficie lo que, hasta el momento, había permanecido en el inconsciente.

 
 

Esmeralda: el cristal de las emociones


Cada piedra o cristal tiene una energía específica por ello elegimos una y no otra cuando sentimos que algo no está funcionando como debería. Por ello, cuando se trata de problemas emocionales la esmeralda puede ser el complemento ideal para ayudarnos a armonizar de nuevo nuestro flujo de energías.

Propiedades de la esmeralda en lo relativo a las emociones
  • Te ayuda a clarificar pensamientos. Nuestras emociones nos llevan a pensar una u otra cosa, identificar los pensamientos negativos que surgen tras un momento difícil nos evitará tomar decisiones erróneas.
  • Ayuda a reducir sentimientos como la angustia y el miedo.
  • Fomenta tu capacidad de expresión. A veces al repetir en voz alta lo que estamos sintiendo nos damos cuenta de que nuestro foco de angustia no es para tanto.
  • Potencia la confianza en ti misma.
  • La esmeralda trabaja directamente sobre el chakra del corazón por lo que es el cristal adecuado para equilibrarlo

 

Te puede interesar: 

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes