.
Equinoccio de Primavera, tiempo de oportunidades

Equinoccio de Primavera, tiempo de oportunidades

Para los habitantes del hemisferios sur, el Equinoccio de Primavera tiene lugar del 21 al 23 de septiembre, período durante el cual es celebrado el Equinoccio de Otoño o Mabón, en el hemisferio norte.
 
Si estas aprendiendo a aprovechar la energía de los días de poder o sincronizándote con los ciclos de Naturaleza, los equinoccios son un buen momento para ello.
 
Durante el Equinoccio de Primavera (Hemisferio Sur: del 21 al 23 de septiembre/ Hemisferio Norte: del 20 al 22 de marzo), se abre la puerta del amor, nuevos comienzos  y proyectos.

Lee también: Qué significa el Solsticio de Invierno
 
Dentro de las tradiciones Wiccas, el Equinoccio de Primavera es uno de los Sabbats o festivales mayores, conocido como Ostara. Es una época de felicidad que hace referencia a la infancia y adolescencia de los dioses, el  despertar del primer amor y la sexualidad.
 
Como Ostara también representa el adiós al Invierno y el comienzo de la época fértil, uno de los métodos más comunes de celebrarlo era obsequiando huevos decorados (símbolos de fertilidad y renacimiento): los tradicionales huevos de Pascua o Pascuales.
 
El Equinoccio de Primavera es una buena época para confeccionar saquitos de hierbas mágicas, que potencien cualidades como el amor y el valor; preparar jardines; crear amuletos con imágenes de flores o plantas; iniciar proyectos; hacer una cena donde resalten los vinos y dulces; y participar en ritos de conexión con las fuerzas de la Naturaleza.    

     

Ritual para el Equinoccio de Primavera


En el Libro de Magia de la Bruja Moderna (2004), la escritora esotérica Montse Osuna, refiere un sencillo ritual para la época de Ostara, destinado a conectar con la energía de la Primavera, la Naturaleza y la Madre Tierra.
 
El ritual debe realizarse al aire libre. El practicante debe estar descalzo, y vestir ropa de color claro, preferiblemente de telas fluidas, suaves y sueltas, que lo hagan sentir cómodo y con libertad de movimientos. El atuendo puede ser acompañado por una corona de flores silvestres.
 
Debe trazarse en el suelo de tierra o en un trozo de papel un círculo donde entren perfectamente los dos pies juntos (del practicante). Dentro del círculo se trazará una cruz griega (los cuatro brazos son del mismo tamaño). Seguidamente, tomar una rosa o flor en cada mano y pararse dentro del círculo.
 
Flexionar  suavemente la cabeza y el torso hacia atrás, y contener la respiración por un breve momento, mientras se invoca mentalmente la energía de la primavera y sus bendiciones para todo nuevo comienzo.  


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes