.
Earthing: renueva el contacto con la Madre Tierra

Earthing: renueva el contacto con la Madre Tierra

El Earthing o Grounding es una técnica de sanación alternativa, que aboga por utilizar el contacto directo con la Tierra, como medio para renovar el equilibrio eléctrico del cuerpo humano, y contrarrestar los efectos de la contaminación generada por los campos electromagnéticos de aparatos electrónicos.

Aunque las ventajas de conectarse o arraigarse a la Madre Tierra han sido abordadas por innumerables corrientes espirituales, a lo largo de la historia, el Earthing recoge estos principios, pero lo orienta hacia lo físico.

La premisa del Earthing es que al vincularnos con la Tierra, descargamos la energía electroestática que nuestro cuerpo acumula, y que es la culpable de que en ocasiones sintamos “golpes de corriente” al tocar un objeto o persona.

De acuerdo con entendidos en la materia, la exposición continúa a la contaminación producida por los campos electromagnéticos de los aparatos, genera síntomas como: agotamiento, dolor de cabeza y cuerpo, entre otros.

A través del Earthing, recargamos y equilibramos el cuerpo físico, al recibir energía del campo electromagnético de la Tierra, sin olvidar los beneficios espirituales que conlleva esta práctica.

Lee también: Reiki egipcio o Seichim, el arte de conectar con la madre tierra

¿Cómo practicar el Earthing?


earthing

El precursor de la práctica moderna del Earthing, es el norteamericano Clint Ober (1944), un antiguo trabajador de la industria de la televisión por cable (actualmente retirado), con una gran pasión por la cultura de los pueblos nativos.

Ober decidió investigar si era posible que los seres humanos se beneficiaran de los principios que rigen el funcionamiento de determinado aparatos electrónicos, los cuales utilizan un conector a tierra.

Con esta idea en mente, Ober promovió una serie de estudios científicos sobre el tema, dando como resultado la técnica que hoy conocemos como Earthing o Grounding (conexión a tierra).

La forma más sencilla de practicar Earthing es colocando los pies en contacto con la Tierra, sin medias o calzado. El mejor lugar para el ejercicio es en la playa o el río, dado que el agua ayuda a conducir la energía.

Igualmente, es posible realizar Earthing en espacios naturales (bosques, montañas) o en jardines y parques; sin embargo, en áreas cercanas a la ciudad hay que tener presente los niveles de contaminación del suelo.

En la actualidad existen dispositivos, diseñados específicamente para el Earthing, que se conectan al orificio de la línea a tierra, que forma parte de los tomacorrientes convencionales.

Estos artículos, que pueden adquirirse en tiendas físicas o virtuales especializadas, constituyen una eficaz herramienta para aquellas personas, que no tengan fácil acceso a áreas con tierra o zonas no contaminadas.

Algunos de los dispositivos de Earthing que puedes encontrar son: sábanas, alfombra pequeña para pies, pulseras o tobilleras, entre otros.

¿Cuáles son los beneficios del Earthing?


La práctica del Earthing, colocando los pies en el suelo o utilizando los dispositivos creados para ello, entraña varios beneficios, tales como: minimizar la inflamación física; disminuir el estrés; y mejorar la circulación.

Asimismo, ayuda a recuperar los patrones de sueño; promueve la eliminación de los radicales libres; reduce los efectos de la contaminación de los campos electromagnéticos; normaliza el ritmo biológico, y alivia la tensión muscular.

Espiritualmente, esta práctica nos ayuda a equilibrar el primero de los siete chakras principales o chakra base (Muladhara), aquel encargado de conectarnos con la Madre Tierra y el mundo material (necesidades, seguridad, tribu).


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices