.
La divina pureza del rayo blanco

La divina pureza del rayo blanco

De acuerdo a los estudios de Metafísica Cristiana, el rayo blanco representa la Pureza Divina, dentro del espectro de las siete llamas o rayos de colores que constituyen la manifestación de las cualidades atribuidas al Creador.

El rayo blanco nos conecta con la pureza, la esperanza, el milagro de la resurrección, la armonía y la devoción. Es una fuerza protectora y purificadora, que podemos invocar en todo momento.

En la jerarquía de los siete rayos, el rayo blanco se encuentra en la cuarta posición. El color de esta manifestación divina no es propiamente blanco, sino cristalino (transparente).

Pero debido a su elevado nivel vibracional, es capturado por nuestra visión como si tuviera una tonalidad blanca luminosa.  Invocar la fuerza del rayo blanco, amplia nuestro campo de percepción de la realidad.

Lee también: Los poderosos 7 rayos de la metafísica

¿Cómo utilizar el rayo blanco?


El poder del rayo blanco generalmente es convocado a través de la visualización. El peticionario se visualiza a sí mismo dentro de un cono o círculo de luz blanca, impenetrable, y desde allí canaliza sus solicitudes.

Un procedimiento similar se aplica con los otros rayos o llamas. De la misma forma, puedes utilizar decretos sencillos, como por ejemplo “YO SOY EL RAYO BLANCO DE PUREZA DIVINA, PURIFICO TODA NEGATIVIDAD QUE SE ACERQUE A MI ENTORNO Y LA TRANSFORMO EN ARMONÍA”.

La mayor concentración energética, favorable para la invocación del rayo blanco, se produce los días miércoles; sin embargo, puedes solicitar su protección en cualquier momento que lo requieras.

Es importante destacar, que si deseas trabajar con alguno de los 7 rayos en beneficio de una tercera persona, debes cubrirte primero a ti mismo con un cono o circulo de luz blanca purificadora, para tu protección.

Asimismo, debes solicitar permiso a los guías y protectores de la otra persona, para trabajar con ella, a nivel energético, y no perturbar (inconscientemente) el aprendizaje que le fue señalado en esta existencia.

Los guardianes del rayo blanco


Como todas las manifestaciones divinas, el rayo blanco está asociado a seres de luz, maestros ascendidos y espíritus angélicos, que difunden su mensaje entre los seres sintientes del universo.

El director del rayo blanco es el maestro ascendido Serapis, quien es acompañado por los ángeles del rayo blanco, espíritus de luz, los elohim Caridad y Astrea, y los arcángeles  Esperanza y Gabriel.

El Arcángel Gabriell es conocido como el mensajero de la Esperanza y la Revelación, un aliado formidable a la hora de facilitar los procesos de comunicación y obtener protección, durante la adversidad.

A continuación una plegaria para invocar al Arcángel Gabriel, publicada previamente por WeMystic:

Invitamos a nuestra vida la presencia del Arcángel Gabriel y su Llama Blanca Cristalina de Paz y Pureza.

Que purifique toda angustia, dolor, tristeza, rencor y miedo presente en nuestro ser, y nos llene de Paz, Armonía, Revelaciones y Esperanza. Agradecemos su esperanzadora presencia en el mundo.

Amén.


Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.