.
Las historias de amor de la Diosa Afrodita

Las historias de amor de la Diosa Afrodita

De acuerdo a la mitología griega, la Diosa Afrodita es natural de la isla de Chipre, pero existen varias historias que cuentan cómo habría sido su nacimiento.

Algunas versiones de la leyenda cuentan que Afrodita sería el fruto del amor entre Zeus (dios de los dioses) y Dione (diosa de las ninfas).

Sin embargo, la historia más conocida y popular sugiere que la diosa del amor nació a partir de la espuma del mar, cuando Cronos (dios del tiempo) cortó los órganos genitales de su padre, Urano (dios del firmamento), y los arrojó al océano.

Alrededor del órgano sexual se formó una espuma blanca que, en contacto con el agua del mar, dio origen a la diosa Afrodita, que nace como una perla en la concha de una ostra.

En la mitología romana, la diosa Afrodita era representada por la figura de la diosa Venus, protectora de la belleza, del amor y de la fertilidad.

A pesar de ser considerada la diosa del amor y de la sexualidad, Afrodita era considerada como una divinidad muy vengativa e irascible. Las relaciones de la diosa siempre estaban rodeadas de crisis y conflictos.

Los amantes de la Diosa Afrodita


Los amantes de la Diosa Afrodita

La diosa del amor estaba casada con Hefesto, el dios del fuego, pero debido a su naturaleza sexual, tuvo diversos amantes, entre dioses y mortales. En consecuencia, Afrodita también tuvo muchos hijos oriundos de esas relaciones.

Hefesto era un dios feo y poco apreciado por las mujeres, además de que mancaba debido a una deformación. Al casarse con Afrodita le dio un cinturón de oro que tenía poderes mágicos, así podría defenderse del asedio de los dioses.

Pero Afrodita utilizó los poderes mágicos para atraer a diversos amantes, tanto dioses y mortales, pero el amante preferido de Afrodita fue Ares, con quien tuvo varios hijos

Los hijos más conocidos de Afrodita:

  • Hemafrodito, hijo de la relación con Hermes, el dios mensajero;
  • Eros (dios de la pasión y amor) y Anteros (dios de la orden), hijos de la relación con Ares, el dios de la guerra;
  • Himeneo (dios del matrimonio), fruto de la relación con Apolo, dios de la luz y de las curaciones de enfermedades;
  • Príapo (dios de la fertilidad), hijo de la relación con Dionisio, dios de las fiestas y del placer.

El mito de Afrodita y Adonis


El mito de Afrodita y Adonis

El mito cuenta que Mirra, hija del rey de Chipre, era tan hermosa que afirmaban que era tan bella como la misma Afrodita. En castigo por esta insolencia, la diosa hizo que en el pecho de la joven se encendiera una incontenible pasión hacia su propio padre.

Afrodita, tramando un encuentro, hizo que Mirra se hiciera pasar por una prostituta y, de este modo, logró acostarse con su padre. Irritado, al descubrir la traición de su hija, el rey planeó condenarla a muerte, pero antes de eso, Mirra huye y se pierde por el mundo.

Con la pena de la joven, los dioses resuelven transformarla en un árbol, cuyas gotas son las propias lágrimas de Mirra, pero lo que no se sabía era que la joven había quedado embarazada de su padre.

Nueve meses después, el árbol de Mirra se abrió y de ella salió un niño de extraordinaria belleza, que fue criado por las ninfas y recibió el nombre de Adonis.

Ya joven, Adonis llama la atención de Afrodita, y ésta se apasiona perdidamente por él (muchos dicen que es la venganza de Mirra). Los dos se atraen y se quedan juntos, volviéndose inseparables, despertando la ira de Ares, que era el amante de Afrodita.

Un día, saliendo a cazar, Adonis encuentra un gran jabalí, colocado a propósito por Ares. Adonis comienza una gran lucha contra el animal y lo alcanza con su arco. Herido, el animal ruge de dolor y girando el cuerpo, le da un golpe mortal al joven.

Afrodita, de lejos, escucha los gritos del amado, pero cuando llega es demasiado tarde. La sangre de Adonis tiñe de rojo las rosas blancas que allí se habían convertido en rosas rojas.

Afrodita lo enterró allí mismo, después de llorar de dolor, pues no podía soportar estar lejos de su amado. Al llegar al Hades, Adonis aún era un joven muy bello y así, despierta el amor en Perséfone, reina del mundo inferior.

Afrodita, muy irritada con esa situación va a Zeus y le pide ayuda, y así el dios de los dioses hace que Adonis pasara un tercio del año en el Hades, con Perséfone, otro tercio con Afrodita y el tercio restante él escogía donde pasar, y él escogió pasarlo con Afrodita.

Así, surge el símbolo de la vegetación que muere en el invierno (descendiendo al mundo inferior, permaneciendo con Perséfone) y regresando a la Tierra en la primavera (para quedarse con Afrodita).

El mito de Adonis se extendió y fue culto en todo el oriente, Grecia e islas del Mediterráneo.

En la Psicología, Adonis fue usado para nombrar un complejo, donde el deseo de los jóvenes y de los adultos de sexo masculino por mantener un cuerpo perfecto se vuelve una obsesión.


Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices