.
Diksha: Energía de transformación interior capaz de trascender las barreras religiosas y culturales

Diksha: Energía de transformación interior capaz de trascender las barreras religiosas y culturales

Diksha es una energía transformadora que es capaz de trascender las barreras religiosas y culturales, dado que se centra en el despertar de la consciencia individual de cada individuo, facilitando una serie de cambios biológicos y neurológicos, que busca el despertar de la consciencia desde la transformación interior.

El propósito de esta filosofía de vida es acceder a niveles de entendimiento superiores de todas las situaciones para mejorar nuestra calidad de vida.

Lee también: Una nueva vida gracias a las técnicas de meditación

Diksha y la conciencia


Diksha

¿Qué es Diksha? Pues en palabras sencillas, se trata de una transferencia de energía que provoca un desarrollo que se manifiesta en enormes cambios en todas las esferas de nuestra vida, aumentando la riqueza, mejorando nuestras relaciones, cambiando nuestras emociones y ayudando a cambiar las percepciones que tenemos acerca de las diferentes situaciones que vivimos día tras días.

Esta energía es inteligente, de forma que va a donde uno necesita que vaya, y su principal cualidad es la de ayudarnos a enfrentarnos a las experiencias de vida de una forma adecuada para poder trascender todos los aspectos negativos.

Diksha en sánscrito se traduce como “semilla de unidad”, de ahí que permita generar la sensación de estar conectados con todo y con el todo, con la energía creadora universal de la que nos venimos. Es una manera de reconectarnos con esta energía y alcanzar un punto en el que comprendemos de una forma simple todo lo que nos rodea, todas las situaciones y los eventos.

La base para trabajar con esta energía se da con la introspección y la contemplación de nosotros mismos y de nuestro entorno.

¿Cómo se realiza esta transferencia de energía?


Se hace por medio de la imposición de manos en la cabeza de una persona o a distancia. Un método muy similar al del Reiki, aunque con la gran diferencia de que este método no busca armonizar los chakras, sino que el motivo de la transferencia de energía es despertar, es decir, poner fin a los sufrimientos personales, de forma de entender cada circunstancia desde otro punto de vista y no engancharnos con los eventos, identificándonos y sufriendo, que es lo que habitualmente hacemos cuando nuestra consciencia se encuentra dormida.

Otros de los beneficios de esta novedosa práctica es que mejora la capacidad de aprender, cura heridas emocionales e infunde vitalidad en nuestro organismo, lo cual nos ayuda a sanar la mente y el cuerpo.


Te puede interesar: