.
Diferencia entre la tarología y la cartomancia

Diferencia entre la tarología y la cartomancia

Seguramente te has preguntado cuál es la diferencia entre la tarología y la cartomancia. En este artículo te explicaremos en qué consisten estas disciplinas y las diferencias entre ambas.

Lee también: Tarot de Thoth: su origen y las cartas

Diferencia entre la tarología y la cartomancia


Diferencia entre la tarología y la cartomancia

Cartomancia

La cartomancia, no siempre se utiliza del tarot propiamente dicho, sino una parte de él que conocemos como baraja común, (naipe inglés o español).

La baraja común no es más que una versión del tarot que se ha convertido en una diversión entre amigos y “juegos de azar”.

La cartomancia usa esta versión porque su objetivo es desvelar el futuro, revelar eventos que aún están por manifestarse, que ocurrirán en la vida de una persona o situación.

Tarología

La tarología, o estudio del tarot, por su parte, tiene objetivos diferentes pero que de algún modo se cruza con la cartomancia.

El tarot en sí es un libro, que en vez de usar palabras utiliza un lenguaje más universal, la imagen, que independiente de la lengua que se hable, siempre genera sensaciones y nos remite a ideas comunes, independiente de la cultura a la que se pertenezca.

En el fondo sirve como un tipo de referencia para comprender lo que existe alrededor de las personas y en su interior ayudando a organizar el conocimiento.

El Tarot puede auxiliar en la reconexión con lo sagrado que pueda haber en la vida, independientemente de la religión que se practique.

Sí, existe una parte de este estudio que involucra eventos futuros, pero su foco es en el presente, en el sentido de auxiliar a aquel que estudia y quiere trabajar en sí mismo en el hoy para los logros en el futuro.

Por ejemplo una cosa es que un cartomante te diga que te vas a casar, y otra es que un tarólogo utiliza esa visión para que la persona que consulta reflexione sobre el tema y perciba sola lo que no estaba percibiendo (la elección es siempre de quien consulta y no del “Destino”).

Pero su estudio, su filosofía, es algo que se puede llevar en el día a día, y es práctico y aplicable en el sentido de ayudar a comprenderse a sí mismo.

Como dice Alejandro Jodorowsky,  “La cartomancia se usa para adivinar el futuro y la tarología habla del presente. El tarot no predice el futuro pero sí nos puede hacer pensar en nuestra realidad de una manera menos racional, y nos mostrará cosas que sabemos a nivel inconsciente, pero de las que no nos damos cuenta racionalmente. Es una puerta a nuestro interior…”

El cartomante y el tarotista


El cartomante y el tarotista

Normalmente, el cartomante no estudió cada una de las cartas (no es que esas cartas, individualmente, no tengan significado), pero aprendió naturalmente, a través de su sensibilidad espiritual, de su intuición a entender el mensaje que las cartas muestran.

Un tarólogo, es un profesional que estudió los significados de las cartas, generalmente del Tarot clásico, que son 78 láminas (Tarot de Marsella, Rider Waite…), pero también puede haber estudiado otros tipos de Tarot, como el Gitano, Orixás, entre otros existentes.

El Tarólogo, también utiliza su sensibilidad espiritual e intuición como ayuda en sus trabajos con sus consultores.

Otro punto de diferencia entre la tarología y la cartomancia y que concierne a los profesionales que la ejercen, es su forma de lectura.

El Cartomante, generalmente será más puntual con el “pasado, presente y futuro”, siendo más objetivo con las preguntas realizadas por el consultante, sin embargo el Tarólogo, trabaja, no sólo con las mismas predicciones, sino con un abordaje terapéutico, explicando más los caminos, transformaciones y acontecimientos, dando un norte sobre lo que se presenta en el juego.


Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices