.
Diagrama lunar: ciclos de la luna y ciclos menstruales

Diagrama lunar: ciclos de la luna y ciclos menstruales

El diagrama lunar es una forma sencilla, útil y, si así lo quieres, creativa, de conocer mejor nuestro ciclo menstrual.

Es paradójico que todas las mujeres pasemos por lo mismo todos los meses y el absoluto desconocimiento que tenemos sobre la influencia de la luna en él.

Por ello, el diagrama lunar puede ser una estupenda herramienta que nos ayuda a entender mejor cada una de las fases de nuestro ciclo.

¿Para qué es útil el diagrama lunar?


diagrama lunar

El cuerpo de una mujer está sometido a muchos cambios hormonales durante un ciclo lunar.

Conocerlos, saber nuestras diferentes sensaciones y emociones, nuestras dificultades mentales o sociales durante algunos días, o incluso nuestro nivel de energía, apetito, apetencia sexual…

En fin, todo lo que compone el día a día de una persona, puede ayudarnos  encontrar patrones en nuestro ciclo con respecto a la luna.

¿Por dónde empiezo?

Pues bien, lo más importante es que anotes todas las sensaciones que hemos descrito con anteriores.

A veces puede darte cierta pereza, pero si eres constante, tras unos meses será una rutina incorporada a tu día a día que te dará muchas más satisfacciones que trabajo.

¿Cómo hacerlo?

Un diagrama lunar tiene tres o cuatro circunferencias, cada una de ellas dentro de la otra.

Una vez que las hayamos trazado debemos dividir la última circunferencia (la más grande) en tantos días como tenga nuestro ciclo menstrual (18, 32, 36…).

Si tu ciclo es relativamente inestable puedes dejar unos huecos en blanco para añadir más días después.

En la siguiente circunferencia escribirás los días del calendario gregoriano. Por ejemplo, si te bajó la regla el día 3 de marzo esa fecha debe coincidir con el día 1 de la circunferencia anterior, puesto que es el primer día de tu ciclo.

En la siguiente circunferencia, la más interior, escribirás las fases de la luna, los días de luna nueva, llena, creciente o menguante.

Y por último, en la parte externa puedes  ir anotando los cambios que notes en tu cuerpo y en tu estado de ánimo en cada uno de los días. Cuantos más datos anotes, más combinaciones de realizar patrones tendrás.

El hecho de combinar observar los ciclos menstruales en relación a la luna te abrirá una nueva puerta de conocimiento hacia ti misma que, hasta ahora, había estado completamente bloqueada. Por tanto, si quieres conectar con tu verdadera naturaleza, pon en práctica el diagrama lunar.


Te puede interesar: