.
3 Métodos prácticos para detectar el Aojamiento

3 Métodos prácticos para detectar el Aojamiento

El Mal de Ojo o Aojamiento es la proyección de la energía negativa, vinculada a emociones nocivas como celos, envidia y odio. Esta canalización, llevada a cabo de forma intencional o no,  tiene como objetivo dañar al receptor, que puede ser una persona (adulto o niño), un objeto o bien material, o un animal. 
 
Existen una serie de síntomas relacionados con las víctimas del aojamiento, sin embargo suelen ser algo genéricos y fáciles de confundir con otros padecimientos, por ello te ofrecemos esta serie de 3 métodos prácticos y populares para detectar el Mal de Ojo, con mayor precisión.   

Lee también: Oración de limpieza espiritual

3 métodos para detectar el Aojamiento o Mal de Ojo


1. Agua y aceite

Este ritual es considerado como uno de los más efectivos. Existen dos formas de practicarlo, para ello se necesita un mechón pequeño de cabello de la persona que se piensa padece de aojamiento, aceite de oliva y un vaso con agua, lleno hasta la mitad.
 
El primer sistema consiste en colocar delicadamente el mechón de cabello dentro del vaso, con la intención de que permanezca flotando en la superficie del agua. Después verter el aceite con cuidado, sobre el cabello, sin sobrepasar la capacidad del vaso.
 
Se deja reposar por un período aproximado de 20 a 30 minutos. Si al verificar el contenido del vaso, el aceite está en el fondo quiere decir que la persona examinada sufre de aojamiento o Mal de Ojo.
 
Otra variante de este ritual, se realiza mojando el mechón de cabello en el aceite de oliva, para colocarlo en el vaso con agua. Por separado, se vierten 3 gotas de aceite dentro del mismo vaso, rezando 3 veces la oración del Padre Nuestro (una por cada gota).
 
Posteriormente, se examina la disposición de los elementos. Si el aceite se hunde o flota sin agruparse indica la presencia de Mal de Ojo, si por el contrario el óleo se fusiona, no existe aojamiento.    

2. Quema de Sal

Colocar alcohol inflamable en una vasija de barro; encenderlo. La persona que se considera víctima del aojamiento, debe tomar un puñado de sal en grano (también llamada sal gruesa o gorda), frotarla en sus manos y arrojarla al fuego.
 
Si el crepitar de la llama al recibir la sal, hace un ruido fuerte, quiere decir que el individuo efectivamente tiene Mal de Ojo, en caso contrario la respuesta es no.

 

3. Montañas de sal

Este rito para detectar el aojamiento, es conocido también como “sal que trepa”. Consiste en colocar un  chorro pequeño de vinagre en un plato de metal, junto con varios puñados de sal gruesa, y situarlo bajo la cama de la persona que se cree víctima del Mal de Ojo.
 
Tres días después, se verifica el estado de la sal. Si se ha movido, escalando los bordes del plato, significa que el aojamiento existe


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes