.
Descubre las energías presentes en los cristales

Descubre las energías presentes en los cristales

Los elementos generados por la naturaleza como cristales, piedras, gemas, metales en bruto y maderas, traen consigo una fuerte carga energética, que podemos utilizar a nuestro favor cuando trabajamos la intención hacia un determinado objetivo mágico o ritual.
 
Refiriéndonos al caso específico de los cristales hablamos de energías proyectivas y receptivas. Las piedras proyectivas nos impulsan a la acción, mientras que las receptivas nos inducen a la introspección y la espiritualidad.
 
Utilizamos los cristales receptivos para atraer emociones positivas como el amor, capturar sensaciones negativas como el estrés, o generar estados de consciencia que nos conecten con nuestro yo interno, facilitando trabajos de meditación y visualización. 
 
Asimismo, podemos usar las piedras proyectivas para crear un escudo que nos defienda de influencias negativas, luchar contra enfermedades o motivarnos a tomar acción en una determinada área de nuestra vida y lograr el éxito.   
 
Es importante recordar que después de adquirir un cristal, gema o piedra, debemos efectuarle una limpieza para anular cualquier vibración que no sea la propia, posteriormente procedemos a cargar y programar el elemento, para que funcione a nuestro favor.

 

Lee también: ¿Cómo elegir cristales para nuestros rituales?

 

Cristales proyectivos y receptivos


Podemos encontrar innumerables gemas, piedras y cristales con energías proyectivas y receptivas, que constituyen verdaderos tesoros de la Naturaleza para la humanidad.  
 
Scott Cunningham, en su libro Enciclopedia de Cristales, Gemas y Metales Mágicos (2005), nos ofrece una completa clasificación de los elementos más conocidos:  
 


Energía Proyectiva

  • Ágata Listada, Lágrima de Apache (Obsidiana), Ágata Negra, Lava
  • Ágata Parda, Mica, Ágata Roja, Ámbar
  • Ojo de Gato, Ojo de Tigre, Calcita Naranja, Ónix
  • Circón, Cuarzo Citrino, Pedernal, Cornalina
  • Piedra de Pipas (Piedra Volcánica), Diamante Herkimer, Piedra del Sol (Lluvia de Oro) 
  • Piedra de Sangre (Heliotropo o Sanguinaria), Piedra Pómez, Diamante
  • Rodocrosita, Esfena (Titanita), Rodonita, Espinela, Rubí
  • Fluorita, Piedra Sarda (Jaspe Sardo), Granate, Sardónice (Calcedonia Rojo- Marrón)
  • Hematita (Acerina), Serpentina, Topacio, Jaspe Moteado (Jaspe Atigrado)
  • Turmalina Roja
 

 
 

Energía Receptiva

  • Ágata Azul, Ágata Musgosa, Jaspe Pardo, Ágata Verde
  • Jaspe Verde, Aguamarina, Kunzita, Alumbre
  • Lapislázuli, Amatista, Madera Petrificada, Azabache
  • Madreperla, Azurita (Malaquita Azul), Malaquita, Berilo
  • Mármol, Calcedonia, Olivino (Peridoto), Calcita Azul
  • Calcita Rosada, Calcita Verde, Perla, Carbón 
  • Celestina (Celestita), Piedra de la Luna, Coral
  • Piedras agujereadas, Crisocola, Sal, Crisoprasa
  • Selenita, Sodalita, Cuarzo Ahumado, Sugilita (Luvulita)
  • Cuarzo Azul,Turmalina Azul, Cuarzo Rosado, Turmalina Negra
  • Cuarzo Verde, Turmalina Rosada, Esmeralda, Turmalina Verde
  • Fósiles, Turquesa, Geodas, Zafiro

Existen cristales, gemas y piedras que poseen cualidades tanto proyectivas como receptivas. Esta característica de versatilidad las convierte en excelentes opciones, a la hora de adquirir materiales para nuestro trabajo mágico. Entre ellas podemos mencionar: Jade. Ópalo. Cuarzo Cristal o blanco y Piedra de la Cruz (Andalucita o Quiastolita).

 

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes