.
¿Padeces deficiencia de magnesio?

¿Padeces deficiencia de magnesio?

La deficiencia de magnesio es una dolencia más frecuente de lo que puede imaginarse. Algunos especialistas afirman que más del 60% de la población mundial, padece la carencia de este mineral, sin saberlo.

El magnesio es una de los minerales esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo humano, dado que forma parte de los huesos, los tejidos, los músculos y la sangre. Además, es capaz de sintetizar proteínas y otros elementos.

Las principales causas asociadas a la deficiencia de magnesio:

  • enfermedades crónicas;
  • la ejecución de dietas hipocalóricas irresponsables (no vigilan la cantidad de nutrientes)  y
  • la falta de diversidad en el consumo de alimentos.

Entre los síntomas relacionados con la deficiencia de magnesio en el organismo, figuran: hormigueo en las manos, calambres, somnolencia, irritabilidad, altibajos en el estado anímico, fatiga crónica, y dolores musculares (fibromialgia).

También se encuentra vinculada con cambios de humor, pérdida de apetito, vómitos, nauseas, dolores de cabeza, desequilibrio en la química corporal; y en los casos más graves, arritmia cardíaca y convulsiones.

Profesionales de la nutrición señalan que el consumo recomendando de  magnesio, por día, oscila de 300 a 400 miligramos para los adultos. La deficiencia del mineral es detectada, a través de la química sanguínea y de la orina.

Lee también: 7 alimentos que dañan tu salud

Deficiencia de magnesio: ¿Cómo aumentar el consumo de magnesio?


Si varios de los síntomas te resultan familiares y consideras que puedes padecer deficiencia de magnesio, consulta con un especialista en nutrición, quien te ofrecerá orientación, después de analizar tu condición y pruebas de laboratorio.

Dependiendo del grado de deficiencia que afrontes, el profesional médico determinará qué tipo de suplemento debes incorporar en tu dieta. El más recomendado, por su elevada tasa de absorción, es el glicinato de magnesio.

Una forma natural de aumentar la cantidad de magnesio que ingieres a diario, es incorporar algunos productos (ricos en este mineral) a tu dieta, consumiéndolos en su versión individual, como batido verde o ingrediente de recetas.

Algunos de los alimentos que pueden aportarlo a tus comidas son:

  • cereales (arroz integral, avena);
  • frutos secos (nueces, almendras, maní, avellanas, dátiles);
  • cambur (banana);
  • aguacate (palta) y
  • granos (lentejas, frijoles).

También puedes adicionar garbanzos; vegetales (brócoli, espinaca, acelga, coliflor); semillas (de girasol, sésamo, comino, lino, auyama/calabaza); cacao en polvo; hojas de albaca y cilantro (secas); suero de leche; salmón, y otros.

Los niveles adecuados de magnesio en la química corporal mejoran el estado anímico, la capacidad de relajación, y la condición física. De igual forma, disminuye las contracciones musculares y los dolores de cabeza.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.