.
Cuencos de cuarzo, música y sanación

Cuencos de cuarzo, música y sanación

Los cuencos de cuarzo (también llamados cuencos sanadores, cuencos biosónicos y cristal bowls), forman partes de las herramientas utilizadas en la Sonoterapia, una técnica de sanación holística.

La Sonoterapia está orientada a la sanación espiritual y física, a través del sonido, al igual que la Musicoterapia; pero a diferencia de ésta, la Sonoterapia utiliza la armonía producida por instrumentos musicales ancestrales.

Tazones tibetanos, gongs, flautas de pan, tambores y cuencos de cuarzo, son algunos de los instrumentos utilizados en la Sonoterapia para sanar y reconfortar al paciente, mediante el poder de los sonidos y las armonías.

En el caso de los cuencos de cuarzo, se trata de un conjunto de vasijas de distintos tamaños (generalmente de 20 a 50 centímetros de diámetro, aunque hay mayores) y confeccionadas en cuarzo de silicio de alta pureza.

Para la práctica de la terapia con cuencos tibetanos, suelen utilizarse siete vasijas cada una de las cuales estará asociada a una nota musical y a uno de los siete principales centros energéticos del cuerpo humano (chakras).

Es así como el sonido del primer cuenco (el más grande) corresponderá a la nota musical Do y al primer chakra (Muladhara); siguiendo los otros cuencos con una correspondencia similar:

Lee también: Utiliza lapislázuli para mejorar el equilibrio espiritual

La terapia de los cuencos de cuarzo


El origen de los cuencos de cuarzo es incierto, algunos especialistas en temas esotéricos aseguran que están inspirados en el diseño de los antiguos cuencos o tazones tibetanos.

Otros místicos refieren que los cuencos de cuarzo proceden de la legendaria Atlántida, donde eran reverenciados como herramienta de sanación, dado que el sonido que producían era capaz ajustar la vibración de las personas.

La teoría está basada en el principio de la resonancia y en la creencia de que la melodía generada por el toque de los cuencos de cuarzo tiene una frecuencia vibratoria tan elevada, que puede cargar y armonizar los centros energéticos.

En una sesión de terapia de cuencos de cuarzo, el individuo permanece vestido y acostado cómodamente, mientras el sanador toca los cuencos con un pequeño mazo o resonador.

Cada cuenco es golpeado tres veces, con suavidad, y al igual que los cuencos tibetanos se frota el borde de las vasijas hasta obtener la vibración deseada. El sonido producido es acompañado por un mantra, recitado por el terapista.

El orden en el que son tocados los cuencos de cuarzo puede variar, de acuerdo a la técnica desarrollada por el especialista en sanación holística, y los requerimientos del paciente.

Beneficios de la terapia de cuencos de cuarzo   


La terapia con cuencos de cuarzo:

  • produce relajación muscular;
  • disminución del ritmo cardíaco;
  • normaliza los patrones de respiración proporcionando más oxígeno a la sangre;
  • minimiza los niveles de ansiedad y estrés;
  • mejora la creatividad;
  • equilibra los hemisferios cerebrales; limpia el aura;
  • promueve el cambio de conciencia y
  • equilibra los centros energéticos, entre otros beneficios.

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.