.
Cuarzo ahumado: cristal de tranquilidad

Cuarzo ahumado: cristal de tranquilidad

El cuarzo ahumado pertenece al sistema de cristalización trigonal. El cuarzo es el mineral más abundante de la corteza terrestre, localizándolo en rocas ígneas, metamórficas y sedimentarias.

Normalmente este cristal se encuentra repartido por todo el planeta pero países como Brasil y Estados Unidos son conocidos por tener en sus minas el cristal de cuarzo más preciado.

Lee también: ¿Cómo limpiar mis cristales?


Propiedades del cuarzo ahumado


El cuarzo ahumado debe su color a una radiación de energía que ha tornado al cuarzo en los colores “ahumados” de tonos amarillentos a negros. Su nombre se debe también a su apariencia que parece tener humo en su interior.

El cuarzo ahumado es un cristal que reúne todas las propiedades que comúnmente asignamos al cuarzo normal. El cuarzo es sanador, regulador y amplificador de energía y es un excelente cristal para tomar como aliado cuando sufrimos un bloqueo energético.

Cuando nos sentimos un poco más bajos de ánimos o tenemos más inseguridades ante alguna cuestión, el cuarzo ahumado es un buen refuerzo que podemos llevar en forma de anillo, pulsera o colgante, puesto que promueve el pensamiento positivo y aporta calma emocional.

El cuarzo ahumado es un cristal muy utilizado en meditación porque filtra las distracciones y ayuda en la concentración. Armoniza  los chacras del cuerpo, aunque tiene un poder especial en el chacra raíz.

Por ello es especialmente indicado en personas que están atravesando una situación difícil a nivel anímico, también para las que viven atormentadas porque no son capaces de aceptarse tal y como son.

Su uso suele recomendarse también en personas que son especialmente soñadoras y a las que les cuesta materializar sus planes. Una cristal de cuarzo ahumado en la mesilla de noche puede ayuda a que se centren más en el plano físico.

 
 

Cuarzo ahumado: cristal de tranquilidad


El cuarzo ahumado suele ser conocido también como un cristal de tranquilidad, que contiene y potencia en su portador la semilla del cambio y de nuevos comienzos. A veces estos comienzos no tienen nada que ver con cambios exteriores aparentes, sino que éstos se están produciendo a un nivel más profundo.

Por ello el cuarzo ahumado es idóneo para estas situaciones pues nos proporciona la calma necesaria para analizarnos y pensar con calma cuál es el siguiente paso a dar.
 

Cuarzo ahumado para tratar dolencias


Si lo que queremos es aprovechar las propiedades de este cristal para tratar dolencias físicas es preciso saber que el cuarzo ahumado está especialmente recomendado para tratar afecciones de estómago, colon y recto.

Este cristal también está muy recomendado como refuerzo del sistema nervioso y disminuye también los dolores contracturales.
 

Te puede interesar: 

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes