.
¿Cuáles son los beneficios del Focusing?

¿Cuáles son los beneficios del Focusing?

El Focusing es una técnica de enfoque corporal desarrollada por el psicólogo Eugene Gendlin, quien señaló que debe motivarse la autoexploración del paciente, y no solo fijarse en lo que dice, sino en cómo lo dice (las imágenes y sensaciones que expresa al describir una situación).
 
Cada sesión de Focusing tiene una duración de 20 a 30 minutos, durante los cuales se hace hincapié en las respuestas del cuerpo ante un evento, creado o real. Las sesiones pueden realizarse de forma individual o grupal, este último método es particularmente favorable, dado que permite la retroalimentación.
 
El Focusing es útil para prevenir enfermedades, dado que nos enseña a escuchar las señales de nuestro cuerpo; ayuda a disminuir los niveles de estrés y trabajar con casos de depresión o ansiedad.
 
Puede ser practicado por personas convalecientes y sus cuidadores, para mejorar la intuición y la empatía, manejar situaciones difíciles y promover cambios de conducta.    


Lee también: ¿Cómo funciona el Tapping?

 

7 pasos para practicar Focusing


 La psicóloga Joan Klagsbrun, en su artículo “Focusing una herramienta corporal y mental para la autoexploración y reducción del estrés”, explica los 7 pasos para realizar esta terapia:
 


1. Despejar el espacio

En este punto, separamos todas las preocupaciones y las alejamos de nuestros pensamientos. La intención es tener la mente en blanco, con la única excepción del tema que trataremos.  
 


2. Escoger una preocupación

Del grupo de problemas que tenemos, seleccionamos uno y descartamos el resto. Este será nuestro material de ejercicio en toda la sesión de Focusing (Ejemplo: Presión Laboral).
 

  

3. Encontrar una sensación sentida


Una sensación sentida es la respuesta de nuestro cuerpo ante una experiencia, real o imaginaria. Son los sentimientos y emociones reflejados en nuestro cuerpo físico, y relacionados con la preocupación escogida. Ejemplo: Presión Laboral (Preocupación)/ Dolor de Espalda (Sensación Sentida)
 


4. Encontrar el asidero

El asidero es el símbolo, imagen o sonido que expresa a la perfección la  sensación sentida. Ejemplo: Presión Laboral (Preocupación)/ Dolor de Espalda (Sensación Sentida)/ Un yunque en el cuello (Asidero).
 


5. Resonar el asidero

Aquí verificamos que la sensación sentida y el asidero se correspondan el uno al otro y existe identificación entre ellos. Es como colocar piezas del rompecabezas (Ejemplo: Presión laboral = dolor en la espalda = un yunque en el cuello).
 


6. Hacer preguntas

Aquí nos cuestionamos las distintas formas de abordar la preocupación: qué sería lo peor que puede suceder, qué se necesita para facilitar el proceso o disminuir cargas, cuáles son mis opciones frente al conflicto, de dónde proviene la sensación.
 


7. Cambio de Sentido

Cuando identificamos el problema y una posible forma de abordaje, la sensación sentida deja de ser la misma y podemos obtener liberación, esta fase del proceso es conocida como Cambio de Sentido.
 
Aunque es posible que las sesiones de Focusing no arrojen resultados inmediatos, si ofrece alivio a sus practicantes a corto, mediano y largo plazo. Solo es necesario tener constancia. 

  


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes