.
Cromoterapia magenta, el color que combate la tristeza

Cromoterapia magenta, el color que combate la tristeza

Entre las numerosas terapias alternativas que existen en la actualidad, la cromoterapia es una de las más conocidas en los últimos años. La cromoterapia magenta es uno de los colores utilizados en este tipo de terapia.

La cromoterapia consiste en la  aplicación de la luz de un color determinado o en la colocación del paciente en un entorno donde predomine este color para conseguir que sane o al menos que se alivie su dolencia.

El mundo en el que vivimos está compuesto de moléculas en movimiento, quienes vibran de una determinada frecuencia. El cuerpo humano tiene una vibración concreta cuando está sano y otra distinta cuando está enfermo. Al aplicarle la luz de determinados colores de vibraciones específicas se consigue recuperar su estado de salud.

La cromoterapia magenta sirve para ayudar a aquellas personas que tienen continuamente pensamientos negativos e inútiles. El color magenta tiene un alto carácter espiritual, por lo que permite combatir estados emocionales depresivos y melancólicos.

Lee también: Colores del aura, descubre su significado

Características de la cromoterapia magenta


cromoterapia magenta

El magenta es un color que produce la generación del sentimiento de compasión, de gentiliza y de amabilidad. Sin duda aplicar la cromoterapia magenta a aquellas personas que no pasan por buenos momentos emocionales servirá para equilibrarlos y mejorar su estado de ánimo.

Es el color ideal para luchar contra la tristeza del alma, la melancolía y todos aquellos sentimientos que hace que la persona que los sufre se hunda en un profundo pozo al que no sabe encontrarle fondo.

La cromoterapia magenta ayuda a elevar la presión arterial, al igual que mejora la situación de personas con sinusitis, quistes benignos o que suelan tener un permanente zumbido de oídos.

Sirve para fortalecer el contacto de la persona con su propósito de vida, estimulando la actividad de su corazón y la adrenalina. Consigue que el paciente consiga sentirse vivo.

Las personas que tienen querencia por este color suelen centrar gran parte de su energía en conseguir la auto-realización y el poder. Tienen emociones y pasiones fuertes, aunque controladas. Son gente de ideas fijas, siempre dispuestas a luchar por aquello que les interesa.

En cambio, aquellas personas que tienes aversión al magenta suelen sentirse cohibidas por aquellos que tienen fuertes convicciones o emociones intensas, como por ejemplo los celos. Es común también que tengan dificultades con la manifestación de sus emociones profundas.

La cromoterapia magenta es un tipo de terapia alternativa en la que se utiliza la luz o entornos en los que predomine este color para curar así al paciente.


Te puede interesar: