.
Cristalomancia, cómo conocer el futuro a través de un cristal

Cristalomancia, cómo conocer el futuro a través de un cristal

Siglos antes de Jesucristo, las tribus célticas que vivían en Gran Bretaña unificadas por los druidas ya utilizaban la cristalomancia para adivinar lo que ocurriría en su futuro. Los griegos también llevan tiempo utilizando el cuarzo para practicar esta mancia.

La Edad Media fue una época en la que surgieron numerosos videntes, magos hechiceros o astrólogos que se valieron de la cristalomancia para descubrir el pasado, presente y porvenir de las personas que les contrataban. El berilio, de naturaleza transparente, fue muy utilizado por diversas culturas, como la de los montañeses de Escocia, que las llamaban piedras de energía. Con el tiempo el material para las bolas mágicas fue sustituido por el cristal de roca.

Lee también: Bola de Cristal, Adivine su futuro con este oráculo

¿En qué consiste la cristalomancia?

cristalomancia

Es una mancia que consiste en mirar a través de objetos que posean una imagen reflejante y por medio de esta contemplación lograr adivinar el futuro, interpretar cuestiones espirituales o bien diagnosticar una serie de problemas existentes.

El objeto utilizado es el instrumento por el que el vidente puede desarrollar su don paranormal y lograr así su objetivo de ver lo que los demás apenas pueden intuir.

Objetos más utilizados en la cristalomancia

Sin duda el más emblemático es la famosa bola de cristal, la cual, como indicamos antes, solía estar normalmente hecha de cristal de roca, algo que en la época en la que vivimos ya no es tan habitual.

Otros objetos con los que se puede ejercer la cristalomancia son por ejemplo las piedras preciosas y joyas que posean una superficie refractaria, cuarzo transparente o el berilio.

Al ser un instrumento al servicio de un fin, el vidente podrá utilizar el que más le convenga y sea útil para llegar a él. Por lo que hay videntes que usan un espejo, llenan un vaso de agua o iluminan una fuente para ejercer así sus poderes. La clave es que el objeto a utilizar tiene que ser consagrado mediante alguna ceremonia especial que le otorgue su magia.

Sin duda las superficies refractantes han causado, causan y causarán siempre un efecto impresionante en el ojo humano, ya que es la vista del vidente aplicada sobre el objeto elegido para realizar la cristalomancia la que desvelara el secreto para abrir las puertas de la percepción a imágenes que provienen de otras realidades.

Desde la antigüedad el hombre ha usado la cristalomancia, que es la mancia que utiliza diversos cristales para lograr adivinar el futuro.

También te puede interesar: