.
Cristales lunares y solares, la energía de los astros en tus manos

Cristales lunares y solares, la energía de los astros en tus manos

En el mundo esotérico, se conoce como cristales lunares y solares, aquellas piedras, minerales y cuarzos que utilizan la energía del Sol o la Luna, para cargarse energéticamente.

Cuando se emplea una piedra como elemento mágico, es necesario someterla a un proceso previo de purificación (para eliminar vibraciones discordantes), y posteriormente cargarla con nuevas energías.

Lee también: Recarga las energías de tus cristales y las tuyas

El procedimiento de carga es el paso que antecede a la programación del cristal, (adjudicación del propósito u objetivo). Existen distintos métodos para cargar las piedras, siendo el más común emplear la energía del Sol y la Luna.

Para ello, se coloca el ejemplar del mineral en una superficie donde pueda recibir (directamente) los rayos del astro elegido (el Sol o la Luna), durante un período no menor a un día o una noche, según corresponda.

Esta metodología de carga, a pesar de ser usada en el trabajo esotérico con la mayoría de los cristales, está dirigida en específico al tratamiento de los cristales lunares y solares.

Los cristales lunares y solares son asociados tanto con la Luna y el Sol, como con los principios femenino y masculino de la creación, y las cualidades de la receptividad y la proyección (energética).

En este sentido, los cristales lunares son empleados en rituales de sanación, amor, espiritualidad, armonía, fertilidad y habilidades psíquicas; mientras que las piedras solares, responden a ritos de éxito, vitalidad física, y prosperidad material.

¿Cuáles son los cristales lunares y solares?


cristales lunares y solares

A los largo de los años, autores especializados en el estudio esotérico de las piedras y la Magia Natural, se han dedicado a trabajar en la clasificación de los cristales lunares y solares.

Uno de los sistemas más extendidos, se basa en el color del elemento. De esta forma, se dice que las piedras amarillas, rojas, negras, marrón y naranja pertenecen a la categoría de los cristales solares.

Y los especímenes que presentan tonalidades azules, moradas (violetas), verdes, blancas y plateadas, están vinculadas con la Luna. Cabe destacar, que también existen minerales susceptibles a las energías solares y lunares (al mismo tiempo), como el caso del cuarzo cristal (transparente).

Otra forma de clasificar los cristales lunares y solares es tomando en cuenta la energía que emanan. Entre los cristales catalogados como lunares pueden mencionarse: la perla, la piedra de la luna, aguamarina, berilo y selenita.

Asimismo, el zafiro, la calcedonia, madreperla, jade, ópalo blanco, lapislázuli, ágata azul, amatista, esmeralda, labradorita, azurita, celestita, y pedernal, son considerados cristales lunares.

Por otra parte, algunas de las piedras solares más conocidas son: diamante, topacio, ámbar, zircón, cornalina, piedra del sol, ojo de tigre, calcita naranja, azufre, turmalina negra, cuarzo citrino, jaspe, ónix, fluorita, hematita, aventurina roja, heliotropo, y rubí.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
¿Te gusta? ¡Comparte!