.
La constelación de Virgo. La constelación de la cosecha

La constelación de Virgo. La constelación de la cosecha

La constelación de Virgo era conocida por muchas de las culturas más antiguas del occidente como la cultura griega y la egipcia.

Normalmente se la describe como una doncella virgen conectada íntimamente con la cosecha del trigo. Curiosamente, se ha calculado que en la época egipcia el sol nacía en el plano de la constelación de Virgo justamente en el momento en que los Egipcios definían la época de la cosecha.

Los mitos, tanto griegos como romanos, describen una relación entre la constelación de Virgo con la diosa Deméter, la diosa de la cosecha. La palabra virgo significa en latín “autónomo” o “autosuficiente”.

Otras interpretaciones sugieren que virgo no se refiere a una doncella virgen, en cambio, sería la representación de la madre naturaleza que nutre toda la vida.

Lee también: ¿Qué tanto sabes de Astrología?

Las estrellas en la constelación de Virgo


La constelación de Virgo es la mayor constelación zodiacal en el cielo. Debido a su dimensión, agrupa un gran número de estrellas, galaxias y planetas fuera del sistema solar. Fue en la constelación de Virgo donde se descubrió uno de los primeros planetas fuera del sistema solar.

La constelación de Virgo puede ser identificada en el cielo nocturno entre la constelación de Leo, al oeste, y la de Libra, al este. La mayoría de los astros de la constelación de Virgo son poco brillantes excepto una estrella gigante azul que es dos veces más luminosa y más masiva que el Sol llamada Spica.

Spica es una de las 16 estrellas más brillantes del cielo nocturno. En la dirección de la constelación de Virgo es también posible encontrar una región de elevada densidad de galaxias conocida también como el cúmulo de galaxias de Virgo.

La constelación de Virgo y las constelaciones zodiacales


La constelación de Virgo es una de las doce constelaciones zodiacales. Las constelaciones del zodiaco son grupos de estrellas que se encuentran en la eclíptica que es el camino que el Sol recorre a lo largo del año.

De la misma manera, tanto la Luna como los planetas visibles del sistema solar recorren también trayectorias en el cielo. Estas trayectorias se encuentran en un área llamada el cinturón del zodiaco que cubre un ancho entre 8 a 9 grados de norte a sur en la eclíptica.

Los signos y sus constelaciones zodiacales


En la astrología, los signos zodiacales conocidos comúnmente fueron creados en 134 a.C. por Hiparco. Para crear los signos zodiacales, Hiparco se inspiró en un sistema de la antigua cultura babilónica que a su vez provenía de conocimientos Sumerios que vivieron en 3000 a.C..

En el sistema de Hiparco se dividía el cinturón del Zodiaco en doce partes iguales donde cada parte correspondía a 30 grados del cielo que veían en aquella época.

Cada división era individual y era marcada por una constelación o por el signo que lo regía. Las constelaciones además marcaban el lugar del nacimiento del Sol en cada época del año.

Actualmente, los signos y sus constelaciones no coinciden como en los cielos de los antiguos debido al fenómeno de la precesión de los equinoccios. Este fenómeno provoca un cambio gradual en la orientación de la Tierra por lo tanto también de la posición del cielo que vemos.


Te puede interesar:

Caterina Caterina

Escritora y amante del mundo espiritual. Centra su experiencia en la cultura china, energías, masajes, tarot y runas. Es una enamorada de la vida ¡y no pierde una oportunidad para bailar! Habla con nosostros en m.me/wemystices