.
Descubre cuales son los 7 consejos de valoración personal

Descubre cuales son los 7 consejos de valoración personal

La valoración personal es un concepto ligado con lo interno, no con lo externo. Independientemente de tu aspecto físico, tus posesiones o tus estudios, la valoración personal se refiere a tu esencia como individuo.

Por ejemplo ¿Qué sucede cuando te defines por una profesión, y debido a una circunstancia cualquiera no puedes ejercerla? o ¿Qué pasa si siempre lo tuviste todo (material), y de la noche a la mañana quedas sin nada?

Eventos de este tipo ponen a prueba la valoración personal que tienen los individuos, algunos caerán en estados depresivos o de rabia y se negarán a avanzar, anclándose en lo que fueron.

Pero aquellos que han desarrollado su propia valoración personal, se sobrepondrán a las adversidades y buscarán la forma de salir adelante, emprender y obtener nuevas oportunidades.

No utilizarán expresiones como “nunca podré volver a ejercer mi carrera”, sino que se dicen a sí mismos “ahora no puedo ejercer mi carrera, pero puedo actualizarme y volver a hacerlo” o “ahora puedo aprender cosas nuevas”.

La valoración personal, al igual que otras cualidades como la resilencia, no es una idea aislada, forma parte de nuestra inteligencia emocional, y podemos desarrollarla si tenemos el interés suficiente.

Consejos de valoración personal


consejos de valoración personal

Piensa positivo

Esto es algo que escuchamos constantemente. Todos los días somos bombardeados por mensajes en medios audiovisuales, libros y redes sociales, que nos invitan (y hasta obligan) a ser positivos.

Bueno somos humanos, estamos en constante aprendizaje, y aunque lo intentemos no es fácil mantener el pensamiento positivo el 100% del tiempo. Pero ya que estamos siendo sinceros, pregúntate a ti mismo ¿Qué tanto lo intentas?

Como los ejercicios del cuerpo físico, al principio cuesta, pero mientras más te “entrenes” en buscar el lado positivo de las situaciones cotidianas, más fácil será mantener un esquema duradero de pensamientos que te mantengan motivado.

Acéptate, pero recuerda superarte

Se habla mucho sobre querernos y apreciarnos por lo que somos, aceptando nuestros defectos y virtudes, y muchos se conforman con ello, cuando se trata solo del primer escalón del ciclo.

Sí, debes aceptarte y amarte, pero también debes motivarte e impulsarte a alcanzar nuevas metas, salir de la zona cómoda y experimentar las infinitas posibilidades que te ofrece la vida. Tienes un potencial ilimitado aprovéchalo.

Escribe un diario de gratitud

Escribir un diario de gratitud, es un buen ejercicio de valoración personal porque te enseña a apreciarte a ti mismo, y todas las bendiciones que recibes, y normalmente das como un hecho.

Si quieres multiplicar las bendiciones de tu vida, se agradecido.

Corta de tu vida a la gente tóxica

Quizás una de las más difíciles porque, queramos o no, podemos encontrar “gente tóxica” en cualquier sitio: en la oficina, en la calle, en la escuela, en el supermercado e incluso en nuestra propia casa.

No se trata de que te aísles del mundo y vivas en una burbuja, eso te impediría obtener el factor de crecimiento personal que conlleva la interacción humana. El punto es no dejar que otros controlen tu estado de ánimo.

Si una persona trata de incomodarte, manifestando sentimientos negativos (tóxicos) hacia ti, tienes dos opciones: amargarte la existencia y entrar en el mismo nivel de negatividad, o restarle importancia.

Ojo no es permitir los abusos, pero hasta en los momentos que requieren una confrontación, puedes minimizar el impacto emocional, si no permites que otro influya en tu equilibrio.

Cuida tu cuerpo y tu espíritu

Otro consejo de valoración personal que escuchamos con frecuencia. En este punto no se trata de ser fit o vegano porque está de moda, sino ser conscientes de lo que tu cuerpo realmente necesita.

Tampoco es cuestión de privarte de todo lo que te gusta, o hacer ejercicios hasta caer desmayado. Hay que aprender a encontrar el equilibrio, entre alimentación y actividad física.

Complementa tu rutina con prácticas de meditación u oración. Dedícale tiempo a tu espiritualidad.

Despierta tu creatividad

Dale tiempo libre a las actividades recreativas o artísticas que tanto te gustan, forman parte de ti y merecen consideración. También puedes experimentar con algo nuevo para ti, que haya llamado tu atención, como el lettering o el diseño.

Arriésgate a despertar tu creatividad y conocerás tu potencial.

Se apasionado

No vivas con apatía, ama lo que eres y lo que haces. Enamórate de la vida, porque cada segundo cuenta.


 

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices