.
Consagra tus amuletos con la fuerza del Pentáculo

Consagra tus amuletos con la fuerza del Pentáculo

El Pentáculo es uno de los símbolos más utilizados por los ocultistas de todos los tiempos, principalmente en los actos de Magia Ceremonial. El símbolo está representado por una estrella de cinco puntas, encerrada dentro de un círculo de protección.
 
Cada una de las puntas del Pentáculo está asociada con un elemento y un punto cardinal. La parte superior de la estrella corresponde al Centro y al Espíritu o Éter; el brazo superior derecho al Este y el Aire;  brazo inferior derecho al Sur y el Fuego; brazo inferior izquierdo al Oeste y al Agua; y brazo superior izquierdo al Norte y la Tierra.
 
La forma geométrica del Pentáculo, creada por 5 triángulos enlazados, también es una alusión a los 5 sentidos (vista, olfato, gusto, oído y tacto) y al Universo. El significado oculto de este símbolo lo relaciona con la fuente de sabiduría, protección y riqueza.

 

Lee también: ​Conoce el poder del Incienso

 

Consagrando un pedazo de magia



Para consagrar un amuleto empleando la fuerza del Pentáculo, solo debemos colocar el talismán sobre el símbolo y permitir que se cargue con su poder, durante un período igual a una noche y un día (24 horas).
 
Sí el ritual es realizado durante una noche de Luna Llena, se incrementarán las virtudes que ofrece el amuleto. Es fundamental que el Pentáculo esté colocado en un sitio de donde no pueda ser retirado, durante el proceso de consagración, como tu altar mágico personal.
 
De igual forma, el talismán debe estar limpio energéticamente antes de proceder con su consagración, la cual activaremos a través de la visualización e invocación de la fuerza de los elementos y los puntos cardinales, presentes en el Pentáculo. 
 
Es recomendable preparar con antelación las frases que se utilizarán para invocar la fuerza de los elementos, así como el objetivo del talismán que se consagrará y la persona a la que estará destinado. No olvides solicitar la protección de tus guías espirituales, antes de iniciar la visualización, así como agradecer su presencia y el poder prestado por los elementos, una vez finalizado el ritual.
  

 
 

Pentáculo y Pentagrama


 
El Pentáculo y Pentagrama suelen ser confundidos con regularidad, dado que ambos están formados por una estrella de cinco puntas. La diferencia principal radica en que el Pentagrama no se encuentra encerrado en un círculo de protección.
 
Mientras que el Pentáculo puede ser confeccionado en metal, madera e incluso barro. El Pentagrama suele ser dibujado por el practicante en el suelo o el aire al momento de ser utilizado, principalmente como inicio de un ritual de invocación o destierro.
 
Para ser considerado efectivo, el Pentagrama debe ser realizado en un solo trazo, sin interrupción, de izquierda a derecha para los ritos de invocación y de derecha a izquierda para los de destierro.
 
La vinculación de estos dos símbolos con el Satanismo es legendaria, no obstante el Pentagrama o el Pentáculo no pueden ser considerados iconos diabólicos.
 
La estrella de cinco pintas representa el Espíritu sobre la Naturaleza (los 4 elementos). Al invertir la figura, los satanistas querían simbolizar la cabeza del macho cabrío y con ello la prevalencia de la naturaleza y la animalidad sobre el hombre.       

  


Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes