.
Conjurar un tabaco a María Lionza para obtener riqueza

Conjurar un tabaco a María Lionza para obtener riqueza

María Lionza o Reina María Lionza, es la entidad principal de Espiritismo venezolano, representada como una hermosa mujer de larga cabellera negra, desnuda o ataviada con ropa de la época colonial y una corona.

El origen del mito de María Lionza es incierto, sin embargo, muchos la asocian con la diosa Yara, una deidad que personificaba el poder de la Naturaleza, para los antiguos pueblos indígenas de Venezuela.

Algunas leyendas señalan que María Lionza, fruto de la unión entre una princesa indígena y un acaudalado hombre español, siendo muy joven huyó a los bosques de lo que hoy se conoce como Yaracuy, convirtiéndose en guardiana del lugar.

Otras historias, la presenta como una indígena pura, hija de un cacique, que nació con los ojos de un intenso color verde, lo que era considerado como un mal presagio para los integrantes de su clan.

María Lionza fue recluida en un lugar profundo del bosque, lejos de la comunidad; pero un día abandonó su refugio, y cuando admiraba sus formas en una poza de agua cercana, fue devorada por el dios serpiente.

Después de comerse a la joven, la serpiente se hinchó tanto que explotó en una violenta crecida del río, consumiendo a la comunidad indígena y dejando todo su poder a la renacida María Lionza, diosa de la naturaleza.

Lee también:Elegua: quien abre los caminos

María Lionza: Reina del Espiritismo venezolano


En la actualidad, María Lionza es considerada una entidad protectora, la de mayor veneración en el Espiritismo venezolano, un sistema que sincretiza creencias indígenas, con elementos de la religión católica y la mediumnidad.

Los creyentes de este camino espiritual, aseguran contactar con entidades del alto y bajo astral, además de desencarnados (personas fallecidas), con el propósito de obtener favores, protección y adivinar acontecimientos futuros.

En este universo mágico, el tabaco es una pieza clave. Los creyentes del Espiritismo venezolano, conjuran el tabaco o puro para purificarse, conseguir la atención de las entidades, o simplemente realizar una ofrenda.

Es posible encontrar diferentes muestras de oraciones para conjurar el tabaco, de acuerdo a las normas de Espiritismo venezolano. La mayoría de estas plegarias (por no decir todas) invocan el poder de María Lionza.

La Reina es convocada para purificar a su seguidor; abrir los caminos; proteger; atraer el amor, la salud y la buena suerte; atacar a los enemigos (lo que a veces cae en los umbrales de la magia negra), y conseguir prosperidad y riqueza.

Medium Angela - Videncia de Suerte y de Fortuna

¡Tome las riendas de su futuro y descubra por fin la Riqueza!
¡Pida su videncia gratuita!


Oración del tabaco para la riqueza


A continuación, una de las plegarias (de autor desconocido) utilizadas para solicitar riquezas y buena suerte a la Reina María Lionza. La oración debe rezarse, mientras se fuma el tabaco o puro en su totalidad, expulsando el humo hacia el exterior.

Generalmente este tipo de ritual debe efectuarse los días viernes o domingo, en horas de la tarde, aunque cada grupo de practicantes del Espiritismo venezolano, tiene sus propias reglas sobre el tema.

Utilizando la mano donde se encuentra el tabaco (sin encender), persígnate realizando la señal de la cruz, sobre cabeza y pecho (la misma secuencia de movimientos que se usa al rezar al Padre, Hijo y Espíritu Santo).

Luego enciende el tabaco e inicia la invocación.

Con el permiso de Dios Todopoderoso y de la buena voluntad de los santos, espíritus terrenales y celestiales, ofrezco los humos de este tabaco al espíritu del azar y la buena suerte, para que con la ayuda y la influencia de la Madre María Lionza, pueda conseguir que mi vida cambie para bien y se convierta en abundancia, riqueza y felicidad.

Tres mil rayos tiene el Sol y tres mil rayos tiene la Luna, que por tres mil rayos se reviente mi desgracia y mala fortuna, y que cada partícula de esa explosión, se convierta en polvo de oro, transmutando así, lo malo en bueno, la pobreza en riqueza, y la desgracia en felicidad.

Yo (diga su nombre) ofrezco los humos de este tabaco a mi Reina y Señora, mi Madre y Protectora, la Gran María Lionza, que a mi lado está y siempre me protege, cambiando las penas en alegrías, los dolores en energía, evitando las desgracias de sus hijos, y llenando nuestras vidas de salud, amor y prosperidad.

María Lionza, tú que eres tan poderosa, concédeme salir de la pobreza, y que mis bienes sean suficientes para ayudar a mis hermanos necesitados.

Amén.

Repite el ritual por tres viernes (o domingos) consecutivos, siempre a la misma hora.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.