.
Compatibilidad de los elementos en la Astrología

Compatibilidad de los elementos en la Astrología

En la Astrología, la compatibilidad de los elementos naturales (Fuego, Tierra, Aire y Agua) es un aspecto de gran importancia en la interpretación de las cartas natales, y las sinastrías.

La agrupación de planetas en signos que comparten elementos compatibles, revela parte del potencial del consultante o las energías positivas que se manifiestan en su vida, para colaborar con sus objetivos.

Por otra parte, en la elaboración de las sinastrías (comparativa de las cartas natales de dos individuos), la presencia de planetas en elementos compatibles nos habla de la atracción y el tipo de relación que mantiene la pareja.

En este sentido, se estudia con detenimiento el emplazamiento de la Luna, el Sol, Venus, Marte e incluso los Nodos Lunares, en las cartas de ambos miembros de la pareja, para obtener el nivel de compatibilidad.

Lee también: Descubre la magia de los elementales

Compatibilidad de los elementos naturales


Compatibilidad de los elementos naturales

De acuerdo al signo en el que se encuentren los planetas en análisis, podemos determinar el elemento y la compatibilidad de los elementos existente. Por ejemplo, Venus en Tauro nos indica el elemento Tierra.

Si la Venus del otro individuo se encuentra en Escorpio, señala el elemento Agua. La relación Tierra – Agua, suele ser apacible y duradera, cargada de sensualidad y con un alto nivel de comunicación.

  • Fuego – Fuego Advierte sobre una pasión desbordada, pero efímera, aunque con potencial para el trabajo de equipo.
  • Fuego – Tierra Intensidad emocional y sexualidad desacerbada. Los conflictos surgen por la dificultad de adaptación que genera el elemento Tierra, y el rechazo a la rutina por parte del Fuego.
  • Fuego – Aire Este tipo de relación, no se considera un buen aspecto para uniones a largo plazo, dado que suele simbolizar una combustión instantánea que consume a ambas partes, por completo y con rapidez.
  • Fuego – Agua Es presentada como una relación de dominio, donde el Fuego se impone al Agua, generándole malestar por sentimientos de soledad e incomprensión.
  • Tierra – Tierra Compromiso estable y duradero, aunque la relación puede tardar mucho tiempo en concretarse, la entrega de ambos es equitativa.
  • Tierra – Aire Una relación que funciona bien en el ambiente de negocios, no obstante, si lo extrapolamos al ámbito amoroso, pueden haber dificultades motivadas a la rigidez de la Tierra y la actitud veleidosa del aire.
  • Tierra – Agua Como ya fue mencionado, la unión Tierra – Agua es considerada apacible, duradera, sensual y con capacidad de comprensión y entendimiento.
  • Aire – Aire Creatividad, y motivación constante. El mayor enemigo de esta unión es permitirse caer en la rutina y el aburrimiento.
  • Aire – Agua Este tipo de relación ofrece muchos retos, porque se trata de puntos opuestos: el Aire se maneja en el plano racional, mientras que el Agua fluye hacia lo emocional.
  • Agua – Agua Gran compenetración emocional y física. Puede degenerar en apego y dependencia emocional.

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices