.
¿Cómo saber si tengo mediumnidad?

¿Cómo saber si tengo mediumnidad?

La mediumnidad son las facultades que tiene el ser humano para comunicarse con el mundo espiritual. Pero ¿Todas las personas son médium? Se dice que está clarividencia está presente en niños, ancianos, mujeres y hombres, en todos los lugares y culturas.
 
Según la ciencia no es un don hereditario, es tener activo el hemisferio derecho del cerebro. Mientras que el espiritismo lo define como percepciones emocionales que algunas personas desarrollan más que otras.
 
Lo cierto es que todos podemos tener mediumnidad. Desde la antigua Grecia y Roma los reyes consultaban a las médium para ver los destinos de la civilización. Hoy día es un tema científico, filosófico y moral.
 
Los cinco sentidos nos ponen en contacto con la vida terrenal, pero hay un sexto que va más allá. Recibimos las influencias del mundo astral que provocan una serie de reacciones en nuestra fisiología, en el cuerpo y en la mente.

Lee también¿Quieres desarrollar la mediumnidad? Aquí tienes una serie de ejercicios de mediumnidad


¿Cómo saber si tienes mediumnidad? Descubre los síntomas de la mediumnidad


  1. Se manifiesta en el hombre independientemente de sus creencias
  2. Perciben energías fácilmente y tienen sueños premonitorios (Ángeles y familiares muertos)
  3. Visiones estando despiertos. Además, sienten que alguien los toca
  4. Experimentan angustia, miedo, pesadillas y ven sombras
  5. Escuchan voces e incluso dialogan con ellas 
 

Síntomas de la mediumnidad en lo físico 

  1. Sensación de nudo en la garganta
  2. Sudoración de las manos
  3. Bostezos y lagrimeo en los ojos
  4. Pesadez en la espalda, brazos y piernas
  5. Latidos cardiacos acelerados
Allan Kardec, ferviente partidario del espiritismo, fue el primero en estudiar la mediumnidad con seriedad y métodos científicos. En su Libro de los Médiums, explicó que se tienen dos áreas de la función psíquica.
 
La primera corresponde a la mediumnidad natural, que todos los seres humanos tienen, la segunda corresponde a la mediumnidad activa, que requiere el desarrollo y la aplicación durante la vida.
 
“El médium deberá trabajar su mediumnidad, y es mediante largos y repetidos ejercicios como afinará sus sensaciones, haciendo su ser cada vez más permeable al paso de los espíritus”, según una cita del mencionado libro.
 
Algunos practicante del espiritismos aseguran que la mediumnidad es una flor delicada, que para abrirse necesita atentas precauciones y asiduos cuidados. Le hacen falta método, paciencia, altas aspiraciones y nobles sentimientos.
 
Lo cierto es que todo el mundo tiene un espíritu que los impulsa para bien, cuando saben escuchar. Algunos quieren comunicarse directamente con él, gracias a un médium especial, otros van a escuchar solo a la voz interior del corazón y la mente, según Kardec. 
;

Te puede interesar: 

Naylett Naylett

Periodista y Community Manager con experiencia en periodismo impreso y digital. Amante de la poesía. Fiel creyente de que el Universo conspira para cumplir tus pensamientos.