.
¿Cómo funciona el Tapping?

¿Cómo funciona el Tapping?

El Tapping o Técnica de Liberación Emocional (EFT por su designación en inglés Emotional Freedom Technique) es una terapia psicológica alternativa que aborda la solución de los problemas emocionales, a través del balance y desbloqueo de las energías internas.
 
Para lograr este propósito, el Tapping trabaja con los puntos de presión de la Acupuntura china, estimulando los meridianos (o canales de energía del cuerpo humano), con la ayuda de los dedos de la mano como en la Digitopuntura, en lugar de las tradicionales agujas de los acupunturistas.
 
El Tapping fue desarrollado por el ingeniero norteamericano Gary Craig, quien basó esta técnica de curación psicológica en el trabajo de su compatriota, el psicólogo Roger Callahan, creador de la Terapia del Campo del Pensamiento (en inglés Thought Field Therapy, TFT).   

Lee también: Mindfulness ¿Por qué lo necesito?

 

Utilizando el Tapping


El Tapping es una versión simplificada del TFT, con puntos de presión fijos. Su práctica, además de desbloquear  las energías del cuerpo, permite eliminar trastornos emocionales y aliviar el dolor, partiendo de la premisa de que estos problemas son originados por desbalances energéticos.  
 
Una de las ventajas del Tapping frente a otras terapias alternativas, es que puede ser ejecutada por el paciente en solitario. El primer paso es efectuar una evaluación para determinar, cual es el problema o dolor.
 
Seguidamente enunciamos esta situación discordante en una frase simple y fácil de recordar (ejemplo: Tengo miedo de perder mi empleo). Realizamos una afirmación que incluya esta oración y la repetimos 3 veces para conectar con el evento (ejemplo: Me amo y me acepto aunque tengo miedo de perder mi empleo).  
 
Volvemos a repetir la afirmación, mientras presionamos suavemente el punto 0. Después empezamos la secuencia de toque de los puntos del 1 al 8, repitiendo solo el enunciado del problema (Tengo miedo de perder mi empleo). Y listo.
 
Cada sesión trata una situación discordante, puede que con el primer tratamiento no se sienta el alivio deseado, por lo que se puede repetir las veces que sea necesario, únicamente modificando las frases involucradas (Me amo y me acepto aunque aún tengo miedo de perder mi empleo/ Todavía tengo miedo de perder mi empleo).   
 
Existen eventos que nos causan dolor emocional o físico, y traen consigo aspectos ocultos del pasado. Por ello es preciso evaluar el estado del paciente, antes y después de cada sesión del Tapping, y hacer seguimiento a los problemas para trabajar con ellos desde su origen. 
 

  

Conociendo los puntos del Tapping


El autor Jon Anguita, en su ebook El Poder del Tapping (2014), detalla los 13 puntos del cuerpo donde se realiza el procedimiento. Estos puntos de Tapping, son identificados con un número del 0 al 12.
 
0: El dorsal de la mano, entre la base del dedo meñique y la muñeca
1: La parte superior de la cabeza, justo en la coronilla (parte más alta del cráneo)
2: El extremo interior de la ceja (al comienzo de la ceja)
3: El lateral del ojo (esquina exterior del ojo)
4: El hueso que hay debajo del ojo (contorno inferior del ojo).
5: Entre la nariz y el labio superior (arco de Cupido)
6: La depresión que hay entre la barbilla y el labio inferior (centro de la barbilla)
7: La punta del extremo interior de la clavícula (cerca de la depresión la clavícula)
8: Unos cuatro dedos por debajo de la axila.
9: El ángulo interior de la uña del dedo pulgar.
10: El ángulo interior de la uña del dedo índice.
11: El ángulo interior de la uña del dedo medio.
12: El ángulo interior de la uña del dedo meñique.
 
Anguita explica que en las sesiones de Tapping siempre se tocan los puntos del 0 al 8 (puntos fijos), mientras que las zonas identificadas con los números del 9 al 12 son estimuladas ocasionalmente, dependiendo de la gravedad de la dolencia.
 


¿Qué mano utilizamos en la práctica del Tapping?


Los especialistas recomiendan realizar el Tapping en la mano no dominante (si eres diestro en la izquierda, si eres zurdo en la derecha). Los puntos Tapping son golpeados suavemente con la punta de los dedos índice y medio de la mano dominante.
 
En promedio una sesión de Tapping, donde se trata solo un problema, tiene una duración promedio de 15 a 20 minutos, durante los cuales cada punto es tocado de 7 a 10 veces, mientras se recuerda la dolencia.    
 

  


Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes