.
¿Cómo elaborar mapas mentales?

¿Cómo elaborar mapas mentales?

La creación de mapas mentales es una técnica gráfica utilizada para la gestión de información, a partir de la asociación de imágenes y frases clave. Es considerada una excelente herramienta para la manifestación de ideas y la memorización de conceptos.
 
Los mapas mentales buscan imitar el funcionamiento de la mente humana,  agrupando nociones y símbolos relacionados entre sí y obtenidos desde una idea principal. Este sistema es conocido como pensamiento irradiante.   
 
El diseño de los mapas mentales mantiene como prioridad la cualidad gráfica, por lo que es indispensable el uso de colores, formas, imágenes, símbolos, códigos y distintas tipografías (las palabras clave se escriben en mayúsculas).
 
Los códigos en los mapas mentales nos ayudan a resumir información, ganar espacio en el área de trabajo y agilizar el proceso de memorización, al ser personalizados. Por ejemplo A.M.O.R  (Aprender a Memorizar con Orden y Rapidez).


Lee también: ¿Sabes qué son los mantras?


Creando tu propio Mapa Mental


 
Para elaborar uno o varios mapas mentales solo necesitamos una hoja en blanco, que será colocada de forma horizontal y servirá de espacio de trabajo, lápices de colores para diferenciar las ideas e imágenes.
 
También puedes crearlo en tu computadora y añadir fotografías o lo que consideres necesario. Cada mapa mental es único, como la persona o personas que lo diseñan, por lo que debes adecuarlo para que te resulte atractivo.
 
El psicólogo británico Tony Buzan,  principal promotor del uso de los mapas mentales como estrategia educativa y de vida, señala que el primer paso para elaborar un mapa mental es colocar la idea principal en el centro.
 
Desde esa idea principal comenzaran a surgir las distintas ramificaciones, en forma circular, que representan los conceptos clave vinculados con la noción primordial, los cuales a su vez contaran con su propio grupo de ramificaciones.
 
Buzan recomienda no usar más de una palabra clave por rama y escribir con letra de imprenta; emplear 3 o más colores para diferenciar cada grupo de ideas; utilizar líneas o flechas para reflejar las asociaciones entre los conceptos; hacer  preguntas y añadir imágenes para romper bloqueos creativos.


   
 

¿Dónde usar los mapas mentales?


 
Podemos usar los mapas mentales para tomar notas en clases, planificar un viaje o estrategia de negocios, resumir presentaciones o documentos, gestionar una tormenta de ideas, como elemento del autoanálisis o para la toma de decisiones.
 
Los mapas mentales simplifican la información para que podamos procesarla y entenderla con mayor facilidad, ayudan a nuestra memoria, estimulan la creatividad, ahorran tiempo de estudio y permiten jerarquizar las ideas, ponderando lo más importante.          
  

 

Te puede interesar:  

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes