.
Colorpuntura, equilibra tu flujo energético aplicando luz de color

Colorpuntura, equilibra tu flujo energético aplicando luz de color

Las técnicas alternativas que no siguen los caminos ortodoxos de la medicina tradicional son muy diversas. Entre ellas tenemos una todavía muy poco conocida como es la Colorpuntura, un sistema terapéutico que produce mejores físicas, mentales, emocionales y espirituales.

Consiste en la aplicación de luz de color en los puntos utilizados en la acupuntura, además de en otras zonas de la piel con el objetivo de desbloquear así como equilibrar el flujo energético que está presente en los seres humanos.

A través de conocimientos basados en la medicina china y en los últimos descubrimientos de la biofísica, la Colorpuntura cree que el ser humano se compone de cuerpo, alma y espíritu. También está la opinión, según los nuevos conceptos de la ciencia, que el ser humano está formado por materia, energía e información.

Lee también: Acupuntura: Una técnica milenária

Creación y principios de la Colorpuntura


colorpuntura

Este sistema terapéutico ha sido creado por el naturópata de origen alemán Peter Mandel. Desde los años sesenta lleva trabajando en el desarrollo de nuevos sistemas holísticos.

Para ello se ha formado profundamente en acupuntura china, homeopatía, naturopatía y sigue al día los últimos avances en materia de medicina, biología moderna y biofísica. Gracias a esta formación ha podido combinar sistemas tradicionales de sabiduría antigua con las tecnologías y sistemas de curación más novedosos.

Principios de la Colorpuntura


Según su creador, nuestro cuerpo está recorrido por canales y meridianos energéticos, los cuales están asociados a órganos, emociones y funciones vitales. Al sufrir un bloqueo cualquiera de estos canales aparecen diversos síntomas y dolencias.

Entonces, si se llega hasta estos meridianos por medio de determinados puntos, la energía volverá a fluir y la persona podrá volver a recuperar su equilibrio. Según indica la biofísica, las células establecen comunicación entre ellas por medio de los biofotones, es decir, de la luz. Por este motivo, si se aplica luz a los puntos energéticos se estará utilizando su lenguaje.

Y lo más importante, los colores transmiten información. De esta manera, cada color comunica un mensaje concreto al que responderá la célula, resonando con el color aplicado y recuperando de este modo el equilibro que había sido alterado.

Junto a los colores del espectro de la luz habituales, la Colorpuntura usa también cuatro colores especiales que se denominan los colores del alma. Unos colores que permiten llegar al alma del paciente y ser utilizados para tratar los desequilibrios que se produzcan en su alma.

La Colorpuntura consiste en aplicar luz de color en los puntos de la acupuntura y otras zonas del cuerpo para equilibrar así el flujo energético de la persona.


También te puede interesar: